Las agresiones a la Policía se han intensificado entre el 2021 y el 2022. Agentes de Inteligencia de Ecuador refieren que en los dos últimos años han sido atacadas 12 Unidades de Policía Comunitarias (UPC) y otras instalaciones de los gendarmes por parte de bandas delictivas.

Los uniformados atribuyen los atentados a bandas delictivas que operan en el perfil costanero ecuatoriano. Una de las ciudades más peligrosas para los agentes es Guayaquil.

Allí solo en el 2022 ya se reportan cuatro ataques a las UPC y patrulleros. El más reciente sucedió en Nueva Prosperina un barrio popular, ubicado al oeste de Guayaquil.

Hombres con armas de fuego acribillaron las instalaciones de la UPC. En la balacera resultó gravemente herida una oficial de la Policía, que lleva un año y siete meses en funciones.

Las investigaciones señalan que el ataque pudo haberse ejecutado por el trabajo de los uniformados para evitar la venta de droga en esa zona. Es decir, se trataría de una retaliación.

Pero ese no ha sido el único hecho que llamó la atención a las autoridades del Gobierno de Ecuador.

En mayo del 2022, otro ataque se perpetró en La Florida, también al oeste de Guayaquil. En ese sector la venta de droga también se intensificó tras el inicio de la pandemia. Los uniformados han realizado una serie de operaciones para erradicar puntos de venta de droga. Por otro lado, la Policía ha señalado ese sector como un sitio en donde habitan miembros de bandas narcodelictivas.

Estos últimos habrían ordenado atacar, en mayo pasado, a la Policía. A través de un vehículo con explosivos intentaron amedrentar a los agentes. En ese hecho no hubo reporte de heridos.

En otros cantones de Guayas también se han reportado más atentados contra las oficinas policiales. Uno de los edificios que más ataques ha recibido es el cuartel policial de El Triunfo, que también tiene funciones de UPC. Esas instalaciones han sido blanco de tres atentados. El último ocurrió en 2021. Desconocidos colocaron explosivos en los accesos y los detonaron. Ese mismo año también otros sospechosos dispararon a los gendarmes.

El resto de los atentados a la Policía se han localizado en Los Ríos, Esmeraldas y El Oro.

¿Qué hará la Policía para mejorar las UPC?

Por eso, la Policía actualmente analiza un plan de seguridad para las UPC. La idea es crear cuarteles más equipados en los sitios menos seguros del país. Este plan se desarrolla con autorización del presidente Guillermo Lasso.

La idea es evitar más ataques a los agentes. Este sistema de resguardo ya es utilizado en países de la región andina como Colombia.

En Colombia existen cuarteles de la Policía en zonas conflictivas. Entre las medidas de seguridad que tienen son montículos en sus alrededores para evitar emboscadas. También cuentan con video vigilancia y armas de grueso calibre. Incluso, en zonas selváticas se despliega un circuito de francotiradores para vigilar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.