June 25, 2024

La relación entre el presidente Daniel Noboa y la vicepresidenta Verónica Abad ha estado minada desde la campaña de segunda vuelta de las elecciones anticipadas. Con el paso del tiempo, cada vez más cerca de los comicios de 2025, las acusaciones van y vienen y los ataques se intensifican.

La tensión aumenta porque, para que el mandatario Daniel Noboa pueda reelegirse, debe encargar la Presidencia durante el tiempo de campaña electoral, así lo establece el Código de la Democracia en el artículo 93. A la par, la Constitución determina que ante ausencia del Presidente, temporal o definitiva, quien lo reemplaza es el o la Vicepresidente.

Es decir, Verónica Abad asumirá el cargo más importante del país, en medio de una lid electoral en la que Noboa se podría jugar su permanencia.

El calendario electoral, aprobado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para las elecciones generales de 2025, establece que la campaña será del 5 de enero al 6 de febrero, es decir, el poder de Abad podría durar 33 días.

Y si hay una segunda vuelta en la que uno de los candidatos sea Noboa, el calendario establece una campaña de 18 días, del 14 de marzo al 10 de abril. Nuevamente, Abad entrará en acción.

¿Qué alcances y poder tendría Verónica Abad en la Presidencia?

A menos de que la Vicepresidenta renuncie o sea destituida, el Presidente Daniel Noboa no tiene otra alternativa que encargarle su puesto.

Sin embargo, según el decano de la Facultad Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad Internacional SEK Ecuador, Esteban Ron, Noboa sí tiene la posibilidad de limitar la capacidad de acción de Abad. Explica que el Mandatario, podría encargar por completo las facultades en todos los ámbitos a sus ministros.

Aunque alerta que, una vez que Abad asuma el cargo, podría deshacer lo realizado por Noboa de la misma manera, por ejemplo, vía Decreto Ejecutivo.

Como Presidenta, tiene el poder de designar a sus ministros, por lo que podría reemplazar al equipo de Noboa. También tiene el poder de cambiar las políticas del Gobierno.

En varias entrevistas, Abad dijo que, si llegara a concretarse su encargo, durante ese tiempo, únicamente vigilará que todo esté en orden.

Abad acusa a Noboa de violencia política

Abad sí tomará acciones contra Noboa por fuera del escenario de la reelección. Ayer, 15 de mayo de 2024, en entrevista con Andrés López, dijo que presentará una denuncia ante la Corte Internacional de Derechos por el hostigamiento que ha vivido.

Y no es la primera vez que dice ser víctima de violencia política de parte de Noboa. En una publicación en sus redes sociales, a propósito del Día de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el 25 de noviembre pasado, se refirió al tema.

La Vicepresidenta también acusa al Jefe de Estado de influir en la decisión de la Embajada de Estados Unidos para retirarle su visa; así como en la denuncia electoral que plantea el consejero de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), Juan Esteban Guarderas; y en el proceso judicial en contra de su hijo, Sebastián Barreiro, por presunto tráfico de influencias.

Sobre los dos primeros temas, el Gobierno no se ha pronunciado al respecto; sin embargo, sí se desmarcaron de la presunta corrupción en la Vicepresidencia, e hicieron un llamado a las instituciones para las investigaciones correspondientes.

La denuncia de Guarderas contra Abad es por haber realizado precampaña en su candidatura a la Alcaldía de Cuenca. Presentó algunas imágenes en las que aparece en actos públicos

Ron explica que no necesariamente se espera la destitución de Abad. Para llegar a eso hay varias etapas que iniciarán a partir de que el Consejero inicie el trámite.

Seis meses de bronca entre las autoridades.

En la campaña electoral, provocaba dudas que Noboa no realice recorridos junto a Abad. De hecho, en la segunda vuelta, se viralizaron videos de declaraciones pasadas de la entonces candidata, con posturas de privatización, contrarias al candidato.

Fue entonces que Abad decidió irse al extranjero a realizar campaña con los migrantes. Sin embargo, para ese punto, la separación era visible.

Nuevamente, se acentuaron los rumores en el evento de entrega de credenciales, donde se notó la tensión e indiferencia.

Finalmente, los rumores se despejaron con la designación de Abad como Embajadora de Israel y su posterior rueda de prensa, en la que confirmó que no tenía una conversación con el mandatario desde la segunda vuelta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *