A PROPÓSITO DEL JOKER: ¿CUÁL ES LA ENFERMEDAD QUE CAUSA RISAS INCONTENIBLES?.

¿Quién pensó alguna vez que la risa puede ser negativa? Pese a que siempre se la consideró divertida y fundamental para una vida plena, la película ‘Joker’, que se estrenó el pasado 4 de octubre y es protagonizada por Joaquin Phoenix, pone en manifiesto el lado oscuro de la risa.

El personaje del Joker, Arthur Fleck, en algún momento de la cinta comenta que su risa es producto de una enfermedad.

Todos hemos reído alguna vez hasta más no poder, sin embargo, existen circunstancias en las que la risa no es una reacción positiva, sino la manifestación de una patología. Según los especialistas, no se puede señalar a una sola enfermedad como la causante de esto, existen varias afecciones que pueden causarla.

Las patologías pueden estar relacionadas con trastornos psicológicos o anomalías físicas. A continuación las principales enfermedades que pueden provocar este mal:

Epilepsia gelástica

En el ámbito neurológico esta sería la principal causa de la risa incontrolable. Usualmente en el cerebro hay un tipo de lesión que provoca estas crisis y por lo general se encuentra en el área del hipotálamo, señala el neurólogo Luis Eduardo Yépez.

Esta patología, según el especialista, primero interrumpe el comportamiento de una persona e inmediatamente origina una crisis de risa que usualmente no puede ser controlada. Es una carcajada que se detiene únicamente cuando la actividad eléctrica del cerebro regresa a la normalidad y puede ocurrir varias veces en un día, dependiendo de la lesión que se padezca.

Generalmente las personas nacen con este tipo de lesiones, que se encuentran en un área del cerebro de muy difícil acceso para poder ser extirpadas, sin embargo, con medicación pueden ser controladas las crisis que estas provocan.

La primera línea de tratamiento es farmacológica y existen varios medicamentos que pueden controlar muy bien las crisis, esto no cura la enfermedad pero permite controlarla efectivamente.

“Hay un tipo de cirugía para esta enfermedad pero es una muy invasiva que probablemente las consecuencias posteriores no sean tan buenas, es decir, se pueden extirpar este tipo de lesiones en el cerebro pero la vía de acceso, como uno llega hasta esa área del cerebro, necesita o requiere lesionar zonas que están funcionando adecuadamente en el cerebro, entonces, dependiendo de la localización de la lesión y de la vía de abordaje, uno puede optar o no por una cirugía”, explica Yépez.

También hay cirugías con rayos, con un equipo denominado Gamma Knife, que pueden acceder a estos sitios del cerebro a los que no se puede llegar por la vía convencional.

Siendo que la risa incontrolable también puede ser de tipo psiquiátrico, existen exámenes que permiten identificar si se trata de una patología neurológica. Uno de ellos es la neuroimagen, que se trata de una resonancia magnético cerebral, y un estudio neurofisiológico que se llama electroencefalograma, con estos dos exámenes es posible obtener información sobre si se trata de una crisis epiléptica e identificar el sitio de origen de las crisis. 

La incontinencia afectiva

Esta enfermedad, también conocida como labilidad emocional, consiste en la exteriorización exagerada de las emociones, ya sea el llanto o la risa.

Se debe a la lesión de las áreas del sistema nervioso encargadas del control de las emociones y se presenta así: el sistema nervioso envía mensajes o señales para que el cerebro y el cuerpo respondan determinada acción. Sin embargo, esta condición interrumpe estas señales provocando una risa o llanto de la nada.

El síndrome pseudobulbar (PBA) normalmente se manifiesta en personas con afecciones o lesiones neurológicas como las siguientes: accidente cerebrovascular, esclerosis lateral amiotrófica, esclerosis múltiple, lesión cerebral traumática,  alzheimer y parkinson.

El síndrome pseudobulbar a menudo no se diagnostica o bien se lo confunde con trastornos del estado de ánimo. Sin embargo, cuando se lo diagnostica, el síndrome pseudobulbar se puede controlar con medicamentos. Así lo detalla el portal de internet de la Mayo Clinic. 

Psicosis, psicopatía y el trastorno antisocial de la personalidad 

Psicosis: Trastorno mental caracterizado por una desconexión de la realidad. Los síntomas posibles son delirios, alucinaciones, hablar de forma incoherente y nerviosismo. La persona con el trastorno no suele ser consciente de su comportamiento.

Psicopatía: La psicopatía es un trastorno de personalidad que se caracteriza por una insensibilidad afectiva, una carencia de empatía y una ausencia de remordimientos. Normalmente está ligado a una impulsividad y falta de autocontrol que lleva a los sujetos a delinquir.

Trastorno antisocial de la personalidad: Trastorno de la salud mental que se caracteriza por el desinterés hacia otras personas. Una incapacidad individual de adaptarse a las normas sociales, según detalla la Mayo Clinic.

Joaquin Phoenix ha revelado en varias entrevistas que para lograr la caracterización del ‘Joker’ vio varios videos en Youtube de personas que pasaban por una crisis incontrolable de risa. 

Por otro lado, hay especialistas de salud mental que consideran que el ‘Joker’ podría estar entre los audiovisuales que estigmatizan las enfermedades mentales, debido a que relaciona este padecimiento con la villanía, cuando no siempre tiene esta consecuencia. 

Fuente: eluniverso.com

Deja tu comentario