Ante delincuencia, ministro de Gobierno dice que pandemia desembocó también crisis económica y social; víctimas de delitos en Guayaquil cuentan sus casos.

Hay temor en negocios, barrios, en conductores y peatones por los robos, asaltos, hurtos, crímenes y secuestros en Guayaquil que se han registrado recientemente. Los habitantes se sienten inseguros en todos lados, dicen que el hampa va ganando en Guayaquil.

Ante los sucesos violentos que ocurrieron el jueves y el viernes último, nueve entre los más conocidos, el ministro de Gobierno se reunió el viernes 27 con autoridades como la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, y el gobernador del Guayas, Luis Chonillo, para hablar de la inseguridad local. Ese día dijo que se reforzaría la presencia policial en Guayaquil y que parte del alto mando haría base en esta ciudad. También sostuvo que mañana se reunirán en el llamado Comité de Seguridad para coordinar las estrategias a seguir ante la ola delictiva en esta urbe.

Patricio Pazmiño, ministro de Gobierno:

‘Esta crisis sanitaria ha desembocado en una crisis económica y esto en una social’

«Hemos estado afrontando una crisis sanitaria, esta crisis sanitaria ha desembocado en una crisis económica y esto en una crisis social que, como bien usted lo decía en su introducción (le dice al entrevistador), esta crisis ha determinado que se expongan, que se hagan exponenciales algunos elementos que pueden estar abonando para que estos índices de delincuencia se estén incrementando. De ese hecho es que también nosotros hemos estado diciendo que hay que mirar, que hay que observar todo el mapa social del país para ver dónde hay otros factores más allá del accionar de la Policía, más allá del accionar incluso de algunos operadores de justicia que están favoreciendo este tema», dijo, el viernes 27, el ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, en una entrevista en el canal de televisión Ecuavisa.

Aquello fue antes de la reunión que mantuviera con la alcaldesa Cynthia Viteri y con otras autoridades para hablar de la seguridad en Guayaquil ante la ola delictiva de los últimos días.

Luego de aquello, al mediodía, en su cuenta de Twitter, el ministro publicó: «Adelantamos acciones en territorio y, en coordinación con la @alcaldiagye, he convocado al Comité de Seguridad, este lunes (mañana 30). Coordinaremos estrategias integrales contra la delincuencia y el delito, entre el @MinGobiernoEc, @GoberdelGuayas, etc«.

Antes de la reunión y en la misma entrevista en Ecuavisa anunció que una de las primeras acciones que estaban tomando tras los últimos sucesos violentos en Guayaquil era enviar parte del mando institucional para que haga base en esta ciudad.

«En lo siguiente, vamos a hacer equipos interagenciales fundamentados en inteligencia anticriminal para enfocar los sitios, los lugares e identificación de las bandas para desarticularlas y de esta manera limitar y reducir su accionar; incrementaremos el personal uniformado, de hecho, en las horas de la madrugada que hemos estado analizando y gestionando los últimos casos que hemos tenido en Guayaquil, hemos tomado ya la decisión también de incrementar el personal uniformado tanto de investigaciones como del preventivo, para que se traslade a Guayaquil con objetivos específicos para trabajar en ciertos lugares de la ciudad», agregó.

Testimonios de víctimas de la delincuencia

Melanie García, habitante de Urdenor 1:

‘No grites, cállate y dame todo’, le dijo un delincuente; ella tenía a su hijo de 2 años en brazos

«El viernes pasado (20 de noviembre) nos robaron al pie de la puerta de mi casa, 21:30, mientras la madrina de mi hijo lo visitaba, fuimos (primero) a dar una vuelta en su carro, regresamos y a lo que salgo a recogerlo vienen dos individuos y comienzan a robar.

No tenía nada en las manos, solo tenía a mi hijo, de 2 años, en los brazos. A quién sí le robaron fue a la madrina, mi comadre, las llaves de su vehículo (intentaron bajarla), celulares, monedero, sus documentos…

El que se acercó a mí no estaba armado, estaba sí muy nervioso. El que sí anda armado fue el que le robó a la madrina.

Uno se lleva un mal susto, un sin sabor que en una ciudadela tranquila como Urdenor 1 pase esto, tenemos un UPC literal a la vuelta, a una cuadra… Los señores (policías) llegaron después de 15 minutos…

A partir de todos los robos de la semana pasada (del 16) están implementado medidas, dando más rondas…, al inicio estaban un poco reacios… Un policía, el que fue el día que robaron, me dijo: ‘pero no dé papaya (motivo)’. Le dije: ‘caballero, no estoy dando papaya, estoy afuera de mi casa recogiendo a mi hijo».

Nancy Villa, habitante de la Floresta:

‘Los pillos no respetan ni a las embarazadas’

«Los pillos (delincuentes) estos respetan nada, ni a los viejitos (adultos mayores) ni a los niños ni a las embarazadas.

Yo iba con una prima que está embarazada (seis meses y medio) y así nos cogieron (interceptaron) en la calle (Floresta 1, sur de Guayaquil). Nos apuntaron con un arma y se nos llevaron los celulares y la cartera…

Todo fue muy rápido, íbamos caminando y sentimos solo que los dos se nos pusieron a un lado (ellas quedaron en el centro), nos abrazaron, nos apretaron y nos apuntaron con el arma…

‘No te escondas el celular, sácatelo o te mueres ch…’ me dijo uno de ellos… Los dos estaban con gorras, con mascarillas, buzos largos y oscuros…

Mi prima quedó nerviosita, no podía reaccionar después de eso, nos tocó llevarla al médico y ahora ya no quiere ni salir ni a ver la ropita del bebe».

Fuente: eluniverso.com (T.F.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *