Arqueólogos estiman haber hallado el hogar en el que Jesucristo vivió durante su infancia.

La historia de Jesús ha sido un tema controversial y lleno de interrogantes; su vida, su madre, su padre, su casa y sus milagros han estado en la mesa del debate y de investigación.

Más de un siglo de excavaciones arqueológicas en el Convento de las Hermanas de Nazaret, en Israel, habrían arrojado pruebas certeras del hogar donde Jesús vivió su infancia junto con María y José.

La zona estudiada por el investigador británico Ken Dark recopiló más de 100 años de investigaciones en la zona donde fue identificada la construcción en Nazaret del siglo I, realizada con un excelente conocimiento del trabajo de la piedra.

Dark explicó que la evidencia está basada en el esfuerzo humano para dar forma a las piedras y utilizarlas como bloques para construir una vivienda. Ese logro fue atribuido a José, quien en la Biblia es descrito como un artesano.

La investigación de Dark señaló que la vivienda está situada bajo una iglesia de la era bizantina, que a su vez se encuentra bajo el Convento de las Hermanas de Nazaret.

Gracias a los estilos de diferentes épocas de constructores, los arqueólogos fueron capaces de identificar una estructura que sería de la época de la vida de Jesús.

El libro, titulado ‘El convento de las Hermanas de Nazaret’ y citado por la revista Popular Mechanics, compara esa construcción con otras capas antes descubiertas de iglesias y estructuras levantadas años más tarde.

Los estilos de diferentes épocas de constructores pueden ayudar a los investigadores a separar qué fragmentos de la excavación pertenecen a qué siglo aproximado. Y así fue que Dark y otros arqueólogos fueron capaces de identificar una estructura que sería de la época de la vida de Jesús, hace 21 siglos.

“Sabemos por la evidencia escrita que esta iglesia del período bizantino había sido construida en el sitio de la casa de Jesús y la vivienda estaba conservada en su cripta”, explicó Dark. Y agregó: “Es casi seguro que se trata de la Iglesia de la Nutrición, que fue dedicada a la crianza de Cristo, y mencionada en el relato de un peregrino del siglo VII”.

En conclusión, Dark sostiene que, aunque todos estos factores no demuestran definitivamente que fuera la casa de Jesús, “esto es lo más cerca que probablemente se llegará a estar de poder decir que lo fue”.

Fuente: eluniverso.com (T.F.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *