Eduardo Berizzo renunció este jueves a su cargo como seleccionador nacional de Chile tras empatar sin goles en casa frente a Paraguay, en partido de la quinta jornada de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial 2026.

 

El argentino compareció ante los periodistas visiblemente triste y en una declaración corta y sin preguntas dijo que esperaba que su dimisión sirva para “descomprimir el ambiente” y aseguró que está convencido de que Chile aún tiene opciones para clasificar.

“He manifestado mi deseo de dejar el cargo al presidente de la Federación. Los resultados no han sido los esperados y es digno reconocerlo. Quisiera agradecer a todos los que han trabajado conmigo”, aseguró una hora después de acabado el encuentro.

 

“Creo que las chances de clasificar existen, están intactas, ojalá el clima se descomprima para que Chile pueda clasificar. Ha sido un honor dirigir a la selección chilena”, concluyó Berizzo, que deja la selección en un momento crítico, en medio de la fecha FIFA y a cuatro días de un crucial encuentro con Ecuador en Quito.

 

Berizzo asumió el timón de la Roja en mayo de 2022, y 18 meses después la deja con una pobrísima estadística: una sola victoria oficial, por 1-0 contra Perú, que es el colista en las eliminatorias para el mundial, un empate y una derrota.

 

Junto a los amistosos y la Copa Kirin, en total Berizzo dirigió catorce partidos, con cuatro victorias -en amistosos con Paraguay, Cuba y República Dominicana-, cuatro empates y seis derrotas, 15 goles a favor y 13 encajados.

 

Con la renuncia de Berizzo, ya son tres los seleccionadores, todos argentinos, que han tenido que dejar el banquillo en apenas cinco jornadas de las eliminatorias sudamericanas al Mundial 2026, pues Guillermo Barros Schelotto fue despedido en Paraguay y Gustavo Costas en Bolivia. EFE

About The Author

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE