La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, ofreció un enlace radial desde el
centro de artes múltiples Plaza Casuarina donde abordó distintos temas de
interés para la ciudad.

Uno de ellos fue la zona de Nueva Prosperina afectada por una falla geológica
y deslizamientos que ponen en riesgo a las familias asentadas en ese lugar.
Viteri recordó que en 2013 se produjo un desalojo, pero nuevamente el cerro
está poblado. “Ahora el deslizamiento sigue creciendo, pero otra vez las
personas fueron a vivir a terrenos que no les pertenecen corriendo en riesgo
su vida. Esa tierra es lodo, se va a venir abajo y pueden morir. Hemos exigido
que el Gobierno Central desaloje a familias y les dé otro sitio para vivir”,
señaló.
El director de Gestión de Riesgos del Municipio, Allan Hacay, advirtió “hay un
peligro inminente de un deslizamiento mayor”. Mientras que Maritza Haro,
directora de la Unidad de Prevención de Invasiones, indicó que son alrededor
de 100 familias las que se encuentran en esta situación. “La mayoría tiene
viviendas en Socio Vivienda 2 que consideran no habitables por lo que piden
que se los considere en planes habitacionales. Se está trabajando y
socializando en el sector y ellos están prestos a retirarse del sector”, agregó.
Pedido de celeridad al MIDUVI
Viteri recordó que Socio Vivienda fue un plan habitacional desarrollado por
el gobierno nacional sin que tome en cuenta la provisión de servicios básicos.
Es por eso que en su administración se firmó un convenio con el Ministerio
de Desarrollo Urbano y Vivienda (MIDUVI) para regularizar a las familias y
así dotar de obras al sector. “Nos están mandando de a gota la información,
aprobamos USD 1.5 millones para poderles pagar a los habitantes los
papeleos para regularizar sus terrenos”, destacó por lo que pidió celeridad a
la cartera de Estado.
Obras en Vía a la Costa
Otro tema que abordó la alcaldesa fue la situación de Vía a la Costa, donde
el Municipio no tiene la competencia, solo el control del tránsito hasta el
peaje. Es por eso que ya se encuentran en la zona 80 agentes de tránsito y
se trabaja en la señalización de la vía, además se pintó con pintura reflectiva
los retornos.
Roberto Ricaurte, gerente de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM),
anunció que “hasta el 15 de abril habremos resuelto en Chongón señalización
y semaforización. En 90 días iniciaremos trabajos de señalización horizontal
y vertical en toda la vía y ciclovía”.
Hasta que el Gobierno Nacional traspase la competencia integral de Vía a la
Costa, se ha llegado a un acuerdo con el Municipio para realizar obras en el
sector. En esa línea, Andrés Burbano, director de Obras Públicas, indicó que
“las obras principales son tres pasos deprimidos, uno en Chongón, otro
intermedio y otro en Puerto Azul que va ayudar a que el tráfico pueda cruzar
con mayor facilidad, además de cinco pasos peatonales”.
Viteri añadió que el traspaso se realizará sin recibir ingresos adicionales, pero
el objetivo es servir a la ciudadanía. “Para no caerse en baches hay que hacer
obras y mientras se hacen obras no puedan pasar los carros. Las obras no
se hacen de un día para otro, si quieres arreglar una vía, debes cerrarla,
tenemos que tener paciencia debida”, acotó.
USD 70 millones para el noroeste
La burgomaestre también se refirió a la obra en la Avenida Casuarina que es
está a cargo del Ministerio de Transporte y Obras Públicas y que está
demorada. Eso, dijo, ha ocasionado que la gente no pueda ingresar a sus
hogares y los negocios se vean afectados. Por eso ha pidió al Gobierno
celeridad.
Recordó que en el noroeste de la ciudad, donde está Monte Sinahí, el
Municipio invierte USD 70 millones en obras. Una de ellas es la recientemente
inaugurada Plaza Casuarina que replicará en otros cuatro puntos de la ciudad
con el objetivo de que los niños aprendan música de manera gratuita.
Inseguridad es un problema nacional
En cuanto a seguridad, Viteri reiteró el pedido de una política integral
antidelincuencial de carácter nacional. Explicó que Guayaquil se ve afectada
por su condición de puerto ya que la droga que entra por las fronteras sale
por la urbe.
“El problema de Guayaquil es un problema que lo causa todo el país porque
de todo el país viene la droga y la ciudad es el punto de salida por ende es
un problema nacional, de todas las fronteras ingresa la droga y pasa por
todas las provincias”, expresó Gustavo Zúñiga, presidente de la Corporación
para la Seguridad Ciudadana.
La alcaldesa anunció que próximamente entrarán a operar 60 camionetas
para patrullar los principales circuitos comerciales de la urbe y así generar
seguridad entre los ciudadanos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.