De acuerdo con el organismo especializado, a través de imágenes satelitales se aprecia una nube de polvo que alcanza 1,8 kilómetros sobre el cráter, similar a lo observado durante los periodos de mayor actividad del cráter.

Desde hace varios días el IG alerta sobre una actividad superior a lo normal en el interior y la superficie del Sangay.

Su actual proceso eruptivo comenzó en mayo de 2019 y en determinados momentos sus cenizas llegaron hasta Guayaquil, donde incluso se escucharon las explosiones del volcán.

El Sangay tiene cinco mil 230 metros de altura sobre el nivel del mar y está ubicado en la Cordillera Real, provincia de Morona Santiago, en la zona andina.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.