Cómo desinfectar el teléfono: qué usar y qué no

No siempre lo más complicado o costoso es lo mejor: un paño húmedo y jabón parecen ser la solución más simple y efectiva.

La microbióloga Lena Ciric dijo a CNNque el proceso correcto implica apagar el teléfono y quitarle el forro. Aconseja descartar productos de limpieza del hogar y abrasivos como la acetona, que pueden dañar la capa protectora de la pantalla.

  1. Humedezca un paño que no tenga pelusas y añada una gota de jabón líquido de manos.
  2. Limpie la superficie del teléfono con el paño. Trate de no dejar humedad en ninguna de las entradas del teléfono, porque hasta los modelos más resistentes al agua tienden a perder su capa protectora con el tiempo.
  3. Seque el teléfono con un paño de microfibra limpio. Repita el proceso con el forro del celular.

Este simple proceso, indicó Ciric, puede remover bacterias y virus de la superficie del teléfono. La microbióloga realizó un hisopado al teléfono y al forro luego de la limpieza, y los encontró en condiciones aceptables según requerimientos quirúrgicos.

Los usuarios de dispositivos de Apple pueden usar también, por recomendación del fabricante, paños precargados con alcohol isopropílico al 70%.

Existen, además, cámaras para esterilizar el teléfono a través de luz ultravioleta. Esto no causa daño, asegura la experta, pero algunos modelos pueden presentar decoloración con el tiempo.

“Finalmente, por más que limpie su teléfono, apenas usted lo toque volverá a depositarle gérmenes, así que lávese las manos a conciencia y regularmente”.

El uso de agua y jabón para limpiar el teléfono también es la sugerencia número uno de la Federación de Comunicación Federal de Estados Unidos, en su guía para el consumidor. Además de reiterar el proceso de la doctora Ciric, recomiendan que:

  • No use esprays limpiadores en sus dispositivos.
  • Evite los aerosoles y las soluciones que contengan cloro o abrasivos.
  • No use trapos con alcohol de botiquín, cloro ni vinagre, pues diluyen la capa protectora a la pantalla.

Fuente: El Universo (T.F.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *