El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 reportó la caída de una avioneta en el norte de Guayaquil, entre Sauces 1 y la cuarta etapa de la Alborada, la tarde de este 18 de octubre.

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, quien estaba cerca del punto en un recorrido, confirmó que dos personas de la tripulación fallecieron y una resultó herida.

Viteri dijo que según el informe que recibió, la avioneta venía de Manta y que es evidente que el piloto buscó un lugar donde estrellarse y no hacer más daño. Lo hizo en un parque. «Lo que podemos ver es el resto de una tragedia y un acto heroico de alguien que buscó no hacerle daño a los demás», declaró.

Martín Cucalón, jefe del Cuerpo de Bomberos de la ciudad, indicó que la aeronave aparentemente tuvo un desperfecto. «El piloto está con vida, ha sido primero estabilizado y luego trasladado a un hospital y, adicionalmente, tenemos dos personas que iban en la avioneta, que han fallecido», dijo.

La alcaldesa de Guayaquil; el gobernador, Lorenzo Calvas; y personal del Cuerpo de Bomberos y del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias acudieron al lugar para atender la emergencia.

La aeronave era de uso comercial y los tripulantes eran capitanes de aviación.

AHORA

Personal del Cuerpo de Bomberos, la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM), Policía, se encuentran en el sitio, cuyas calles principales fueron cerradas al tránsito vehicular, desde hace unos minutos.

En tanto que la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), no ha emitido algún pronunciamiento sobre este caso en sus redes sociales.

EN 1989

La mañana del 22 de octubre de 1989, un avión de combate de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) cayó sobre varias viviendas en la manzana D-4, causando la muerte a 10 personas entre adultos y menores de edad.

Era un domingo cuando algunas naves sobrevolaban para rendir tributo a la FAE, por su aniversario de creación. El espectáculo aéreo era seguido desde tierra por centenares de personas en distintos sectores del Puerto Principal.

A las 11:55, un Jaguar, del Ala de Combate No. 21, piloteado por el capitán Eduardo Arias, se desplomó y con ello la tragedia llegaba a varias familias en esa ciudadela del norte de Guayaquil.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.