El Ejército surcoreano estima que se trató posiblemente de un “misil balístico de alcance intermedio (IRBM)”.

Corea del Norte disparó hoy un misil balístico que sobrevoló el norte de Japón antes de caer en el Pacífico, en el primer incidente de este tipo desde 2017 que supone además la mayor distancia recorrida hasta la fecha por un proyectil norcoreano. La información fue revelada por el Ejército surcoreano, lo que supone el quinto lanzamiento de este tipo en los últimos diez días.

“Corea del Norte dispara un misil balístico no identificado hacia el mar del Este”, se limitó a explicar en un comunicado el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano.

El último test norcoreano provocó la activación del sistema de alerta civil en varias localidades niponas, donde sonaron las sirenas antimisiles y se recomendó a la población buscar refugio a través de altavoces públicos y de mensajes de texto.

El misil con mayor recorrido

El misil, disparado desde la provincia norcoreana de Jagang, al Norte del país, sobre las 7:23 hora local del martes (22.23 GMT del lunes), alcanzó una altura máxima de 940 kilómetros y recorrió una distancia total de 4.500 km antes de caer en aguas del Pacífico, según detalló el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano.

“Consideramos que se trata del misil que ha recorrido mayor distancia hasta la fecha”, dijo por su parte el ministro japonés de Defensa, Yasukazu Hamada, quien añadió que el proyectil fue a parar a unos 3.200 km al este del archipiélago japonés.

El Ejército surcoreano estima que se trató posiblemente de un “misil balístico de alcance intermedio (IRBM)”, aunque precisó que se encuentra analizando la información disponible con sus aliados para tratar de determinar el tipo exacto del proyectil.

El hasta ahora último lanzamiento con un IRBM por parte de Corea del Norte tuvo lugar el pasado enero, cuando Pionyang probó un proyectil Hwasong-12 cuyo apogeo alcanzó los 2.000 kilómetros y que recorrió una distancia de 800 km.

Pionyang lleva meses preparado para llevar a cabo una nueva detonación en Punggye-ri (noreste), tal y como muestran los satélites, y los analistas creen que el test de hoy puede anticipar un nuevo ensayo atómico que, apuntan, casi con toda probabilidad se haría tras la conclusión del congreso del Partido Comunista Chino (PCCh) para no soliviantar a Pekín.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.