Que tener una vida social activa es muy beneficioso para nuestra salud mental no es ningún secreto. Las personas somos seres sociales que necesitamos interactuar con otras personas para compartir experiencias o sentirnos integrados en una comunidad. El trabajo es prácticamente la mitad de nuestro día, por lo que nos conviene crear un buen ambiente.

Precisamente, un estudio de Global Council on Brain Health (GCBH) indica que cuanto más activa sea la vida social en el ámbito laboral, más felices seremos y más protegeremos al cerebro del envejecimiento. Según la investigación, las relaciones con nuestros compañeros de trabajo ayudan a mantener la agudeza mental y la solidez de la memoria.

El mismo estudio señala que un trabajo que estimule la mente también será beneficioso para prevenir el deterioro mental, ya que ejercitaremos más nuestra creatividad e imaginación. Y no solo eso, ir a trabajar es el mejor remedio contra el sedentarismo, lo que reducirá riesgos cardiovasculares como la trombosis, sobre todo si vamos caminando o en bicicleta hasta la oficina.

Rutina es sinónimo de buenos hábitos

Como decíamos antes, trabajar es sinónimo de rutina, y rutina normalmente es sinónimo de buenos hábitos. Durante las vacaciones acostumbramos a relajarnos más con la alimentación y tomamos más alcohol que habitualmente. Sin embargo, al regresar a la oficina retomamos nuestra dieta y aquellas tardes o mañanas de deporte para desconectar.

Al practicar ejercicio segregamos endorfinas, serotonina y dopamina, unas hormonas conocidas como el cuarteto de la felicidad que nos ayudarán a superar el famoso síndrome postvacacional, que en la mayoría de ocasiones desaparece aproximadamente a la semana de volver al trabajo si nos encontramos en un entorno laboral en el que trabajamos a gusto.

La vuelta al trabajo también nos hace subir la autoestima y nos hace enfrentar a nuevos retos, lo que nos obliga a ejercitar nuestra mente y a mantenerla activa.

Según el Global Council on Brain Health (GCBH)

Ser social

Tener una dieta variada.

Dormir entre 7 u 8 horas

Hacer deporte una media de 2’30» a la semana

Planificar un calendario de meditación

Estimula tu mente explorando nuevos intereses

En el estudio, el Global Council on Brain Health (GCBH) también destaca la necesidad de que las empresas promocionen buenos hábitos de salud mental. Según el CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), el trabajo brinda muchas oportunidades para promover la salud y el bienestar emocional y prevenir enfermedades mentales.

Promocionar la salud en el trabajo

Promocionar la salud en un espacio de trabajo aporta muchos beneficios, tanto a la empresa como a los trabajadores. Un análisis publicado por Harvard Business Review concluyó que las compañías que ofrecen programas integrales de bienestar obtienen mejores resultados, ya que la productividad es mayor y los costes en atención médica se reduce considerablemente.

La salud se puede promocionar de muchas formas en el trabajo, desde fomentar prácticas grupales a evitar malos hábitos como que los  empleados respondan las 24 horas del día, los 7 días de la semana a las solicitudes de correo electrónico.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.