Taylor Schabusiness apareció el martes en el Tribunal del Condado de Brown a través de una videoconferencia por haber recibido cargos por homicidio intencional en primer grado, mutilación de un cadáver y agresión sexual en tercer grado. ¿Cómo llegó a ser juzgada por tan terribles delitos?

La mujer de 24 años de Winsconsin, Estados Unidos, asesinó a su novio de 25 años el 23 de febrero mientras tenía sexo con él. Según el New York Post, Schabusiness lo decapitó, le cortó una pierna, su pene y dejó sus órganos en una olla y en un balde.

Cuando la policía le preguntó qué había sucedido, ella les respondió: “Es una buena pregunta”. Pero, según el medio WBAY, minutos después la joven terminó confesando todo.

La asesina rompió el silencio y contó a la agentes de policía de Orange los detalles del macabro crimen.

Schaubusiness dijo que ambos habían estado fumando metanfetamina antes de ir a la casa de su madre a tener relaciones sexuales usando cadenas. Declaró que no siempre estuvo consciente de lo que estaba haciendo, pero que empezó a ahorcarlo y, como le resultó placentero, siguió haciéndolo sin tener la intención de matarlo.

WBAY indica que la mujer en un momento se desmayó, “se volvió loca” y por consiguiente comenzó a estrangular a su pareja. Hasta el momento, no está claro en los informes cómo de un ahogo erótico pasó a cortarle partes del cuerpo a su pareja.

Según la denuncia, la mujer decía que la policía se iban a divertir tratando de encontrar todos los órganos de su pareja. Para matar a su novio, Taylor habría usado cuchillos que encontró en la casa, específicamente uno para cortar pan, que según ella funcionaba mejor por su “hoja dentada”.

La intención primaria de Schabusiness no era dejar las partes del cuerpo de su novio en la casa de su madre, sino llevárselas en su camioneta o esconderlas en el sótano. Taylor no pudo concretar su plan porque se puso “paranoica y perezosa” y se olvidó de poner la cabeza del hombre y otras partes del cuerpo en su vehículo (las dejó en el balde).

La resolución del caso

La policía se dio cuenta del macabro crimen cuando acudió a una casa en Stony Brook luego de que un hombre les dijera que había encontrado la cabeza de su hijo en un balde.

Schabusiness al principio desconoció lo que hizo y dijo que descubrió los órganos de su novio al ser despertada por un portazo. Pero inmediatamente se convirtió en la primera sospechosa del caso porque los investigadores descubrieron que fue la última persona con la que había estado la víctima.

Ella además fue hallada en una casa de Eastman Avenue con sangre seca en su ropa y, para terminar de confirmar su sospecha, encontraron en su camioneta la olla con restos humanos.

Más tarde, en la casa de la madre de la presunta asesina hallaron en un balde la cabeza y el miembro del hombre y en una bolsa de almacenamiento la parte superior del torso junto a líquidos corporales y cuchillos.

¿Qué pasa ahora?

Antes de cometer este crimen, la mujer había sido puesta recientemente en libertad condicional y se suponía que llevaba un brazalete de monitoreo electrónico que había logrado quitarse. No se sabe por qué estaba en libertad condicional.

El asistente del fiscal de distrito, Caleb Saunders, calificó el crimen de la semana pasada como “uno de los delitos más graves que hemos tenido en este condado en mucho tiempo”.

“Creo que los hechos alegados son extremadamente preocupantes y perturbadores y se refieren a la naturaleza violenta y grave de la ofensa”, agregó.

Un comisionado de la corte fijó una fianza en efectivo de 2 millones durante la audiencia, donde se le ordenó hacer su próxima aparición en tres semanas.

Fuente Diario Hoy

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.