La pandemia global ha cambiado profundamente el modo en que las personas perciben el trabajo. Esta inesperada situación ha obligado a empresas y trabajadores a adaptarse a nuevas prácticas de trabajo híbrido o teletrabajo, que se han convertido en parte de la nueva normalidad, así como la flexibilidad laboral en materia de horarios y lugar de trabajo.

Un estudio realizado por Adecco, compañía dedicada a la gestión de Recursos Humanos, titulado ”Desconectar para reconectar” analiza cómo ha influido la pandemia en el modo de trabajar de los colaboradores, cuál es la capacidad de desconexión que tienen los trabajadores en la actualidad y qué están ofreciendo las empresas para mejorar el bienestar de su talento humano.

El estudio, realizado con clientes y candidatos de la empresa, demostró que el 68% de los trabajadores sienten estrés o ansiedad en ocasiones o a menudo durante su jornada laboral y que 3 de cada 10 afirman haber sentido una afectación mayor relacionada con el coronavirus.

Uno de los datos más interesantes recogidos a partir de esta encuesta, es el hecho de que los trabajadores ya estaban estresados por el trabajo antes de la pandemia; sin embargo, las empresas no eran conscientes de esto hasta que el coronavirus golpeó.

El 59% de ellas opina que la pandemia ha aumentado el nivel de estrés de sus empleados. No obstante, solo el 25% de los trabajadores lo reafirma. La pandemia ha ayudado a las personas a replantearse la conciliación de su vida personal y laboral, en lugar de aumentar aún más sus ya altos niveles de estrés y ansiedad. Por ende, si las empresas quieren mantener el nivel de satisfacción de sus trabajadores es vital que sean conscientes de este cambio de paradigma en los modos de entender y sentir el trabajo.

¿Las empresas están haciendo lo suficiente para garantizar el bienestar de sus empleados y reducir así el estrés y la ansiedad? La pandemia ha puesto a prueba la capacidad de las empresas para respaldar el bienestar de sus trabajadores. El 73% de las empresas encuestadas por Adecco considera que estas iniciativas son cada vez más importantes, sobre todo para mejorar el compromiso y la satisfacción de los colaboradores. Sin embargo, solo un tercio de las compañías ofrecen iniciativas que aporten a sus empleados.

Esto parece explicar el motivo por el que el 45% de los trabajadores no se sienten respaldados por su empresa en términos de bienestar. “Esto puede ayudar a abordar la preocupante correlación entre la falta de planes por parte de la empresa en materia de bienestar laboral, los mayores niveles de estrés, la falta de compromiso con la empresa y la baja productividad que sin duda se ve reflejado en los resultados y la fuga de talento”, explica Sebastián Lima, Director Nacional de Calidad y Servicio de Adecco Ecuador.

Una de las soluciones que ayudaría a resolver esta problemática es la capacidad de los empleados de desconectarse de sus labores fuera de su jornada de trabajo. Sin embargo, en un entorno digital hiperconectado, desconectar de nuestro trabajo es más difícil de lo que lo era para las anteriores generaciones. Según la encuesta, el 45% de los colaboradores sigue trabajando después del horario laboral 3 días a la semana y el 60% mira su correo electrónico fuera del horario laboral 4 días a la semana.

Quizá no resulte sorprendente que sea la generación más joven y con más destrezas tecnológicas (la generación Z) la que más probabilidad tiene de trabajar fuera de su horario laboral: el 61% trabajó y el 69% comprobó su correo electrónico. El estudio demostró que cuanto más trabajaban los empleados fuera del horario laboral, más estresados estaban y más dificultades tenían para desconectar del trabajo. Todos estos factores han hecho que la salud mental de los trabajadores se vea seriamente afectada.

Los resultados indican que los empleados prefieren contar con un lugar de trabajo flexible como el principal beneficio, incluso sobre los horarios o un seguro médico privado. Además, el 50% de ellos afirma que una de las principales actividades para desconectar del trabajo es compartir tiempo con amigos y familiares.

Las empresas parecen ser conscientes de este efecto y el 39% cree que, si mejoran las condiciones de estrés, conseguirán más compromiso por parte de los empleados.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.