Dos muertos y casi 60 casos detectados por coronavirus alertan a Italia .

Los fallecidos eran dos septuagenarios. Once ciudades están aisladas en Lombardía y Véneto, lo que afecta a casi 60.000 personas.

La muerte de una mujer este sábado ha elevado a dos las víctimas mortales por coronavirus en Italia. Según los medios italianos, se trata de una persona de más de 70 años, de la localidad de Casalpusterlengo (Lombardía), en el norte del país, que vivía sola y ha fallecido en casa. Atendiendo a las mismas fuentes, la mujer había acudido al hospital de la vecina Codogno, uno de los principales focos, donde está ingresado el primer paciente contagiado en Italia, y padecía además otras complicaciones respiratorias.

La escalada de afectados desde viernes ha obligado al Gobierno a admitir la gravedad de la situación y se han decretado medidas de aislamiento para casi 60.000 habitantes. A la rapidez de la aparición de los casos se le une la preocupación por no estar claro el foco del contagio ni el vínculo epidemiológico que permitiría aislar la enfermedad con más efectividad.

El viernes falleció un hombre de 78 años en un hospital de Padua, en la región de Véneto, que padecía otras patologías respiratorias previas. El número provisional de contagiados ha aumentado en pocas horas en todo el país, según señalan los medios italianos, y asciende a más de 50. Además de las dos víctimas, se han registrado 46 casos en Lombardía, entre ellos los familiares del hombre fallecido; y 11 en la región de Véneto. Además, otros tres pacientes permanecen ingresados desde hace semanas en un hospital de Roma afectados por la enfermedad. Se trata de una pareja de turistas chinos y de un investigador italiano que habían estado en Wuhan, la región china epicentro de la epidemia.

En Turín (700.000 habitantes), se ha registrado otro contagio, eso supone que son ya tres regiones de Italia afectadas y el primer contagio en una ciudad grande. Los medios italianos informan de otro caso en Milán, el primero en la capital de la Lombardía que tiene 217.000 habitantes. Se trata de un hombre de 78 años que está ingresado en un hospital de la ciudad y que procede de la localidad de Sesto San Giovanni, de 80.000 habitantes, en la provincia de Milán. Aún no se sabe si su caso está relacionado con el resto de contagios de Lombardía.

Según informaron los médicos del centro Spallanzani de la capital italiana, especializado en patologías infecciosas, tanto el italiano como el hombre chino han superado la enfermedad y atendiendo a los resultados de las últimas pruebas que les han practicado, el virus ya no está presente en sus organismos, por lo que podrían recibir el alta próximamente. La mujer, que permanece ingresada en la unidad de cuidados intensivos, respira de forma autónoma y está mejorando aunque aún tiene el virus. Los médicos han recalcado que quien supera la enfermedad, ya no puede contagiarla.

Las autoridades llaman a mantener la calma y han puesto en marcha un gabinete de crisis en Roma, en la sede de Protección Civil, que mantiene contacto permanente con Lombardía, uno de los focos con mayor número de casos. El primer ministro, Giuseppe Conte ha adelantado que el Gobierno está estudiando poner en marcha nuevas «medidas extraordinarias» para hacer frente a la emergencia. Por el momento, el tráfico aéreo con China está suspendido desde hace unas semanas. Esta medida se tomó cuando se confirmó el primer caso de la enfermedad en Italia, con los turistas chinos y antes de que se registraran los primeros contagios en territorio italiano.

Unas 250 personas permanecen en cuarentena obligatoria y unas 50.000 personas, que viven en una decena de pueblos de las regiones afectadas, han sido aisladas después de que se confirmaran los primeros casos el viernes. El ministro de Salud, Roberto Speranza, ha anunciado que se ampliarán las medidas restrictivas. Los 4.000 habitantes de la localidad de Vo’Euganeo, en la provincia de Padua, donde se han registrado siete de los casos del Véneto, también se han puesto en estado de aislamiento.

Paciente uno.

El primer caso fue el de un hombre italiano de 38 años de Castiglione d’Adda (Lombardía), al sur de Milán. El paciente fue hospitalizado el miércoles, con síntomas de insuficiencia respiratoria

Deja tu comentario