El Gobierno decidió reducir dos tasas en el transporte aéreo. Se trata de las tasas EcoDelta y Ecuador Potencia Turística. La primera, que cancelan los ecuatorianos al adquirir un pasaje internacional, se reduce de $50 a $5 y la segunda, que pagan los extranjeros que vienen a Ecuador, se baja de $10 a $1.

La rebaja, sin embargo, no aplicará para todos los aeropuertos del país y para eso se deberán cumplir algunas condiciones.

Una de esas es que la rebaja aplica a nuevas aerolíneas internacionales que ingresen por primera vez a Ecuador y vuelen internacionalmente a los aeropuertos que estén administrados por la Dirección General de Aviación Civil o que hayan sido delegados a la administración local y no hayan concesionados a un privado.

Es decir, que en este beneficio no entran los aeropuertos concesionados de Quito y Guayaquill. La rebaja beneficia, por ejemplo, a las terminales de Manta y Latacunga.

Actualmente esas terminales no registran operaciones aéreas regulares de pasajeros. Pero si una línea abre vuelos al exterior, los pasajes que compren los ecuatorianos en esa ruta gozarán de esa rebaja en la Ecodelta. Sucederá lo mismo para los extranjeros que lleguen a Ecuador por medio de esa terminal.

La normativa establece además que se podrán beneficiar las aerolíneas internacionales que actualmente operen en el Ecuador, y que abran una nueva ruta internacional con nuevas frecuencias a esas terminales.

No podrán acogerse a este beneficio las aerolíneas que mantengan actualmente una ruta y frecuencias al país y, cambien dicha ruta a un nuevo aeropuerto que tenga este beneficio.

Aunque ya esta rebaja se había acordado desde mayo, recién este viernes ha entrado en vigencia en el Registro Oficial.

El cobro de estas tasas, que se crearon para generar recursos para promover el país, encarece el costo de los pasajes en Ecuador.

Ya la IATA había aconsejado meses atrás al Gobierno que elimine esta carga para volver más competitivo a Ecuador.

La organización que agrupa a aerolíneas había estimado que al eliminarse la tasa ecodelta de $ 50 se podrían mejorar las tarifas y estimular la demanda de viajes. Solo aplicando esa medida, según sus estimaciones, se podrían generar 13.000 trabajos y $ 190 millones adicionales en la contribución al PIB.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.