Durante operativo en Ibarra se inmovilizó material de guerra que era trasladado en un bus de servicio interprovincial

Las autoridades no descartan que esta supuesta mercancía iba hacia los grupos colombianos que actúan al margen de la ley en el vecino país.

Durante el toque de queda de la madrugada de este martes (04:00), en un punto de control ubicado en el norte de Ibarra, en la Panamericana Norte y avenida 17 de Julio, frente a Yaguarcocha fue inmovilizado material de guerra que era transportado en un bus de servicio interprovincial.

Pablo León, comandante de Policía de la Zona 1, informó que en la unidad de transporte público fueron identificados en medio de rollos de tela 750 metros de cordón detonante e igual cantidad de mecha lenta cubiertos con plástico transparente, elementos utilizados para la activación de explosivos.

Carlos H, conductor del vehículo donde fue identificado el material, explicó que Martha A, indígena de 39 años, abordó el vehículo de la cooperativa San Cristóbal, en Otavalo, para trasladar los pertrechos militares a Tulcán, pero que él desconocía qué había en la carga de la pasajera.

“La mujer portaba dos rollos de tela que fueron ingresados en la bodega de maletas, desconocíamos que llevaba en su interior”, señaló el chofer.

Durante la acción, efectivos de la Dirección General de Inteligencia tras parar la marcha del bus solicitaron abrir el compartimiento de equipajes.

En ese espacio estaban los cilindros de tela color beige que presentaban averías, en cuyo interior fueron descubiertos los elementos de uso y movilización prohibida. Un miembro del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), luego de acordonar el lugar con traje especial de protección realizó la verificación.

Martha A, fue trasladada hasta el Centro de Detención Provisional de Ibarra, previa la valoración médica en el hospital San Vicente de Paúl, donde manifestó que debía hacer la entrega en la frontera norte.

El comandante Pablo León indicó que este nuevo operativo es el resultado de un trabajo investigativo realizado a una persona que realizaba un viaje dudoso y señaló que movilizar estos materiales en un autobús de pasajeros se constituye en un verdadero peligro.

Las autoridades no descartan que esta supuesta mercancía iba hacia los grupos colombianos que actúan al margen de la ley en el vecino país, que presumiblemente iban a utilizarlos para atentados terroristas. 

Fuente: El Universo (T.F.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *