ECUADOR LLEVA 35 AÑOS EN LA LUCHA CONTRA EL VIH.

Más de 35 millones de personas en el mundo viven con el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), mientras que en Ecuador al cierre del 2018, según estimaciones del Ministerio de Salud con el apoyo técnico de ONU/Sida, la cifra alcanzó los 43.887 personas.

Autoridades de salud alertan que el número de jóvenes va en aumento y a edad más temprana. Antes era entre 23 y 30 años de edad, pero ahora hay pacientes entre 17, 16, 15, e inclusive los 14 años.

Desde 1984, en que se detectaron los primeros ocho casos de VIH en el país los programas de prevención, promoción y tratamientos contra esta  enfermedad se mantienen a nivel nacional.  Este año en el Día Mundial de la lucha contra el sida, que se conmemora este 1 de diciembre, el lema del Ministerio de Salud es: «Conoces tu estado, hazte la prueba», como un llamado a la ciudadanía para que  tome medidas de prevención.

Franklin Bajaña Loor, director nacional de Estrategia, prevención y control del Ministerio de Salud Pública, informa que en la actualidad la epidemia de VIH está concentrada en dos grupos:

  • Mujeres transfemeninas: 34% en Quito y 20% en Guayaquil.
  • Hombres que tienen sexo con hombres (HSH): 16,5% en Quito y  11,2 en Guayaquil.

En seis provincias

En el 2018, se registraron 4.077 casos nuevos de VIH, de los cuales  2.880 fueron hombres y 1.197 mujeres, con mayor énfasis en edades de 20 y 49 años. Seis provincias son las que reportan mayor índice. Guayas (27% ) y Pichincha (21%) son las registran mayor porcentaje, seguido de El Oro, 6,6%, Los Ríos, 6,5%; Esmeraldas, 6,01; y,  Manabí, 5,8%.

De acuerdo a la tasa de incidencia, en Ecuador por cada 10 mil habitantes habría 22 casos de VIH, mientras que el grupo etario más afectado está entre los 15 y 49 años de edad.

Mujeres embarazadas

El VIH en mujeres embarazadas reporta 0,16% por cada mil habitantes. En el 2018 se detectaron 430 casos de mujeres embarazadas viviendo con VIH, mientras que la proyección en este 2019 es entre 414 o 415 embarazadas con el virus.

Bajaña dice que una de las estrategias fundamentales del Ministerio de Salud Pública vigente desde hace más de dos años es la reducción de la epidemia en mujeres embarazadas para evitar que transmitan esa enfermedad a sus hijos, por lo que es importante que se sometan a un examen de sangre para detectar la presencia del VIH.

Según Bajaña, se ha demostrado que el factor de riesgo más importante en la transmisión materno-infantil es la carga viral (si está alta), por lo que hay que tomar los exámenes para darle el tratamiento durante su embarazo y mucho más el día del parto.

Lilly Márquez, responsable de la Estrategia de VIH de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón),  expresa que las mujeres embarazadas están entre las poblaciones prioritarias de atención porque se busca que el bebé no nazca con el virus.

Manifiesta que a través de la estrategia ‘Hazte la prueba tu bebé sin VIH’ se ha conseguido que muchas madres contagiadas estén en tratamiento y sus niños nazcan sin haberse infectado. Lamentablemente, agrega, que los números no son tan exitosos porque en el grupo de madres consumidoras de alcohol y de drogas no se logra que sus bebés nazcan contagiados porque abandonan el tratamiento o desaparecen.

Márquez expresa que este año en la Zona 8 realizaron pruebas de VIH a 105 mil mujeres embarazadas, de las cuales 315 resultaron positivas en VIH. De este total solo en 13 casos, los niños nacieron infectados.

La especialista añade que los menores que nacieron con VIH positivo se dan por varios factores, entre ellos, cuando la embarazada no toma el medicamento correctamente, no se somete a los exámenes que el Ministerio de Salud le ofrece o simplemente porque no llega a tiempo al hospital al momento del parto, ya que la mujer infectada tiene como recomendación clínica someterse a una cesárea.

«La madre debe someterse rigurosamente a la disciplina de lo que es el tratamiento durante el embarazo, el parto, el  puerperio y la lactancia para que su niño no nazca positivo», recalca.

Infecciones a edad más temprana

Otro grupo prioritario son los jóvenes  porque cada día el número va en aumento y a edad más temprana. Antes era entre 23 y 30 años de edad, pero ahora hay pacientes entre 17, 16, 15 e inclusive los 14 años.

Las drogas y el alcohol son dos de los factores que han provocado que el riesgo de contraer esta enfermedad suba, expresa Márquez.

Señala que cuando comienza la epidemia se crea en el país el Programa Nacional de Sida que hoy es el equivalente a la Estrategia Nacional de Salud Pública para VIH, sida, ITS (Infecciones de Transmisión Sexual).

Para la responsable de la Estrategia de VIH de la Zona 8 además de las políticas públicas aún hacen falta más por hacer como, por ejemplo, campañas educativas a nivel de los colegios o a través de los medios de comunicación, porque el número de pruebas rápidas de VIH (el primer rastreo de laboratorio antes de un diagnóstico definitivo) que se realizan son insuficientes.

«Todavía necesitamos que la persona acepte la prueba (…). Necesitamos el consentimiento informado, lo hacemos en un paraguas de un trabajo con un consejero antes y después de la prueba. El tema es que muchos pacientes por miedo, no solo a tener el resultado sino a ser estigmatizado, prefieren no conocer su estado serológico», dice.

Por eso recalca que este año el lema en el Día Mundial del Sida es «Conoce tu estado, hazte la prueba».

Dice que esta es una enfermedad crónica. Hay pacientes con la enfermedad diagnosticada desde 1985 y 1986 y aún están con vida, porque han seguido su tratamiento. «Debe desmitificarse (sobre lo qué es el sida) para que la persona tenga la posibilidad de vivir muchos años».

 En cifras

Franklin Bajaña Loor, director nacional de Estrategia, prevención y control del Ministerio de Salud Pública, destaca varios avances en la lucha contra el VIH.

  • 26.427 personas con VIH reciben tratamiento en el país.
  • En el 2018 el Estado invirtió 10 millones de dólares para la compra de medicamentos antirretrovirales.
  • En este  2019 se espera invertir hasta finalizar la etapa del cierre del ejercicio fiscal unos 8’500 mil dólares aproximadamente en medicamentos.
  • Desde el 2018  se está implementando un Sistema nacional de información de vigilancia, tamizaje, clasificación y seguimiento a todas las personas que viven con VIH.
  • Como parte del proceso de desconcentración funcionan en el país unas 44 Unidades de Atención Integral (UAI) a pacientes viviendo con VIH que dan el tratamiento, seguimiento y atención.
  • En junio de este año el MSP publicó una guía práctica del VIH para el personal médico.

Fuente: eluniverso.com

Deja tu comentario