En Ecuador, el 15,6% de las muertes maternas se deben a abortos en condiciones de clandestinidad. En 2020, estos indicadores llegaron a la cifra más alta de los últimos seis años, 163 decesos por esta causa.

De ahí que reducir la razón de muerte materna mundial y garantizar el acceso universal a la atención de la salud sexual y reproductiva es uno de los grandes retos que tiene el Ministerio de Salud Pública (MSP). Para ello se implementa la ‘Estrategia en Salud Sexual y Reproductiva que salvan vidas’. Lo explicó el subsecretario nacional de Promoción de la Salud, Manuel Mancheno.

Esta estrategia se implementa con el acompañamiento del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) para Ecuador. Su oficial de Salud Sexual y Reproductiva, Marcia Elena Álvarez, indicó que el objetivo es conseguir tres resultados: cero muertes maternas evitables, cero demandas insatisfechas de planificación familiar y cero violencia basada de género.

Por tal razón, el MSP ya trabaja en mejorar la atención prenatal, posparto y neonatal; ofrecer servicios de planificación familiar; eliminar los abortos inseguros y gestionar sus complicaciones, entre otras acciones que permitirán una intervención integral del problema.

Las declaraciones se realizaron el 30 de agosto durante un webinar que encabezó el UNFPA. El MSP trabaja para garantizar el derecho de las mujeres, sus derechos sexuales y reproductivos con perspectiva de género y de interculturalidad

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.