El ecuatoriano Richard Carapaz protagonizó este sábado un polémico momento en la octava etapa de la Vuelta a España, que se corre en territorio de Asturias.

Desde que inició la jornada, la ‘Locomotora del Carchi’ atacó e inicio una pequeña fuga. De pronto se ubicó a tres metros por delante del pelotón principal pero inesperadamente se frenó. Segundos después, el carchense se quitó el intercomunicador.

Las expresiones de Carapaz demostraron una aparente molestía, generando múltiples especulaciones sobre su accionar. Entre ellas que no tenía piernas para seguir, solo estaba probando a sus rivales y, la más fuerte, que el equipo le dijo que no vaya en la fuga, decisión que habría causado la molestia en el ciclista.

En redes sociales se criticó mucho al ecuatoriano, pues muchos aseguran que todo estaría relacionado con su salida del equipo británico. Sin embargo, otros recordaron que en este tipo de situaciones influyen diferentes factores, como fallas en el dispositivo.

La jornada de viernes dejó al ecuatoriano Richard Carapaz en el puesto 19 de carrera, a 2:56 minutos del belga Remco Evenepoel líder de la tabla general de la Vuelta.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.