La mañana de este viernes se reportó la muerte de un reo en la Penitenciaría del Litoral. Al privado de libertad se lo encontró colgado en una celda del pabellón máxima especial, a las 09:00.

Horas después se conoció que la víctima era Jorge Alberto Montoya Morán, alias “Pangora”, quien en 2013 asesinó a Óscar Caranqui en el Centro de Rehabilitación Social de Varones N° 2 de Guayaquil, conocido como «La Roca».

El hombre tenía 44 años y en su prontuario policial constan dos asesinatos, delincuencia organizada, tenencia de armas y robo.

Estaba preso desde el 2010 por haber matado a un hombre en Milagro y se unió a una de las bandas que operaban en la cárcel.

Caranqui fue asesinado la tarde del domingo 30 de junio del 2013, en el patio del centro de máxima seguridad por Pangora, quien le disparó cuatro veces al cuerpo y la cabeza. Esto pese a que Caranqui supuestamente le entregaba dinero a cambio de su seguridad.

“Pangora” dijo que lo hizo por amenazas a su familia.

Poco antes del asesinato de Caranqui en La Roca se registró una fuga masiva de privados de la libertad.

¿Quién fue Óscar Caranqui?

Nació en la provincia de Imbabura y fue detenido en Bruselas en 2005 porque llevaba cocaína en artesanías, desde Otavalo, a Quito y Europa.

El 22 de junio de 2004, a Caranqui le incautaron 11 inmuebles, entre haciendas y mansiones que estaban a nombre de terceras personas, 19 vehículos, una motocicleta, armas de fuego, teléfonos celulares, 15 euros y 131.515 dólares. Su fortuna estaba calculada en 4 millones de dólares. Y se le atribuía la autoría intelectual de cuatro crímenes.

En ese mismo año, la Policía colombiana lo detuvo en un night club de Bogotá, portando un pasaporte venezolano. Colombia lo expulsó y entregó a las autoridades de Ecuador que lo encerraron en la cárcel desde abril de 2005.

Caranqui recibió dos condenas de 16 años por tráfico de drogas y el asesinato de la secretaria de una jueza; tuvo además una tercera sentencia de 20 años también por narcotráfico.

Primero estuvo recluído en el expenal García Moreno de Quito y luego trasladado a La Roca. Allí Caranqui se dedicó a escribir el libro ‘La Roca’, cementerio de hombres vivos’, que supuestamente contenía denuncias en contra de altos funcionarios del gobierno y vigilantes de la cárcel.

Concluida su redacción, Caranqui resumió el libro en YouTube como una denuncia dirigida al Presidente de la República, Rafael Correa, sobre la corrupción al interior de la cárcel, tráfico de drogas, asesinatos.

El libro nunca circuló, pues fue incautado en enero del 2013. Cinco meses después fue acribillado en La Roca por Pangora. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.