En el feriado del 2011 se inyectaron a la economía nacional $ 70,1 millones. El Gobierno aún levanta la información del 2022.

Mal. Así le fue al sector turístico de Esmeraldas en el feriado de noviembre por el Día de los Difuntos e independencia de Cuenca, entre el 3 y 6 de noviembre.

Según Jorge Benítez, presidente de la Cámara de Turismo de Esmeraldas, en esa ciudad hubo una nula ocupación y en Atacames, de apenas el 5 %.

“Realmente los acontecimientos anteriores nos perjudicaron notablemente”, dijo Benítez.

Esa ciudad ha sido escenario de hechos de inseguridad que han ahuyentado la presencia de turistas y ha causado zozobra entre su población.

24.000 turistas y ocupación hotelera del 50 %, balance preliminar del feriado en Santa Elena

En Santa Elena el feriado fue bastante bajo ya que no superó el 50 % en el sector hotelero, y el mismo porcentaje en el sector gastronómico, indicó Carlos Abad, de la Cámara de Turismo. A su criterio, la inseguridad fue un factor determinante.

Incluso hubo pérdidas económicas en el sector gastronómico debido a que los productos son perecibles, y en otros casos, se llamó a personal extra, a los que se tuvo que pagar a pesar de que la demanda de visitantes motivó que se no los haga laborar.

En Manta, en algunos hospedajes, hubo asistencia masiva, aunque no tanta demanda como en años anteriores.

Magdalena Zambrano, empresaria turística y gerenta de un establecimiento hotelero, comentó que el feriado tuvo la tónica de un perfil de turistas que buscaban seguridad en los alojamientos con parqueos incorporados y en zonas donde no estar expuestos a espacios peligrosos.

En la ciudad de Manta hubo alrededor del 80 % de turistas y algunos hoteles se quedaron con habitaciones sin ocupar o vendidas a tarifas más reducidas que en años anteriores.

Tradición de la Mama Negra contagió de alegría a más de 500.000 turistas en las calles de Latacunga

En el caso de Quito, Raúl García, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha, señaló que se vio como que la gente no salió y si lo hizo fue por el día y a parroquias cercanas y más a visitar familias. En 2021, las ventas estimadas en la capital fueron de $ 792.000, señaló un comunicado del Municipio de Quito.

De los terminales terrestres de Quitumbe, al sur, y Carcelén, al norte, se desplazaron por el feriado de noviembre del 2022, unas 120.000 personas aunque la estimación era 130.000 usuarios.

En Guayaquil, la ocupación osciló entre el 15 % al 20 %, indicó Holbach Muñeton, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo del Ecuador (Fenacaptur), quien la calificó de muy baja, y los restaurantes así como los bares -por el toque de queda-, que se inicia a las 21:00 no han vendido.

En General Villamil Playas hubo el 20 % de ocupación, en Santo Domingo de los Tsáchilas el 15 %, mientras que Baños en Tungurahua hubo el 100 %, estimó el dirigente.

En Cuenca, en Azuay, hubo el 93 % de ocupación en los hoteles, tomando como referencia datos de la Fundación Municipal Turismo para Cuenca. Hubo más de 97.000 visitas. Hubo una generación económica de $ 37,8 millones.

“Es parte fundamental del éxito la seguridad. Sin seguridad no hay éxito, no hay turismo. No hay tranquilidad”, dijo Muñeton.

A juicio de Muñeton hay que trabajar en temas de seguridad y sobre todo en Esmeraldas.

Benítez es pesimista de los feriados de diciembre. Para él, las cosas no cambiarán notablemente para diciembre y será un mal que durará tiempo en recuperarse aunque hace la propuesta de que haya reducción del IVA en todas las compras realizadas en la provincia de Esmeraldas por un lapso de tiempo para atraer al turista. Además promoción y reducción en los precios de hospedaje y alimentación.

Abad también se muestra preocupado de qué pueda pasar en Navidad y fin de año. “La temporada alta está a la vuelta de la esquina y este problema que estamos viviendo no se ve una pronta solución”, indicó Abad.

Para Zambrano esperan llegar a acuerdos con diferentes autoridades encargadas de la seguridad de las ciudades y del país.

“Como sector (turístico), vamos a pedir reuniones para implementar más cámaras vinculadas al 911, más UPC y tener una debida articulación con la Policía para ofrecer destinos seguros a los turistas”, indicó, en tanto que García sugiere acciones fuertes en promoción para mantener la imagen de Ecuador óptima para el turismo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.