El soldado de caballería doméstica Jack Burnell-Williams, de 18 años, quien custodió el ataúd de la reina Isabel II durante su cortejo fúnebre, fue encontrado sin vida en su cuartel.

Medios británicos como The Sun reportan que el joven, que formaba parte del regimiento Blues and Royals, desempeñó un papel clave en la despedida real como uno de los hombres que protegieron el ataúd de la monarca.

Según ese diario, fue encontrado muerto en Hyde Park Barracks, en Knightsbridge de Londres. Policías y paramédicos llegaron a la base el miércoles 28 de septiembre de 2022 después de que sonó la alarma a las 15:48.

«Jack fue declarado muerto en la escena», informó The Sun, que aclaró que «la policía no está tratando su muerte como sospechosa».

«La muerte fue inesperada, ha sido investigada y no está siendo tratada como sospechosa. Los oficiales ayudarán a preparar un informe para el forense», agregó el portavoz de la Policía Metropolitana.

La madre del joven, Laura, de 42 años, escribió este jueves 29 de septiembre en Facebook: «Nunca pensé que diría esto, pero nosotros, como familia, estamos desconsolados por el repentino fallecimiento de nuestro maravilloso hijo Jack Williams».

El soldado fue uno de los guardias presentes durante el cortejo fúnebre de la reina Isabel II la semana pasada, cuando su ataúd fue sacado de la Abadía de Westminster, a través de Whitehall, por The Mall y pasando por el Palacio de Buckingham hasta el Arco de Wellington.

Su familia y amigos estaban orgullosos por su participación en estos actos. El día del funeral de la reina, el padre del soldado, Daniel Burnell, escribió: «Mi hijo cumple con su deber para la reina en su último viaje. Muy orgulloso de ti».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.