El ambiente de fiesta afuera del estadio Gonzalo Pozo Ripalda, en el sur de Quito, cambió luego de que se iniciara la venta de las entradas. Desde la 10:00 de este sábado 12 de noviembre de 2022 los boletos se vendieron y la gente reclama que la fila no avanza.

En los alrededores ya se revenden las entradas de todas las localidades. Un boleto para la localidad general de USD 35 se ofrece hasta en USD 130.

Los hinchas se muestran indignados y reclaman la mala organización. Personas de la tercera edad hacen la misma fila, sin ninguna preferencia.

Para Patricia Guamán sería “justo” que permitan ingresar a los hinchas de edad avanzada. Ella quiere asistir con sus cuatro hijos, pero estaría dispuesta a ceder su espacio a los adultos mayores.

Precios de entradas pasó del doble a cuatro veces su precio

Alrededor del estadio del sur la fila se extiende y los ánimos se caldean. Los aficionados reclaman los precios excesivos de la reventa y se niegan a comprarla.

Poco después de las 10:00 ya empezaron a ofrecer las generales al doble, es decir USD 70. Luis Chávez necesita nueve entradas para su familia, cuando empezó el rumor de que se terminaron las entradas los ojos se le llenaron de lágrimas.

La gente comenzó a pasar el mensaje de que solo quedan 200 entradas. Algunos hinchas salieron de la fila y empezaron a reclamar en la puerta.

Los revendedores se pasean junto a la fila y los hinchas reclaman la presencia de autoridades que controlen. Las entradas para la final de la Liga Pro van desde los USD 35 hasta los USD 120. Se venden desde la mañana de este sábado 12 de noviembre de 2022, pero los hinchas iniciaron la fila con 24 horas de anticipación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.