Estudio revela que microgotas de saliva permanecen en el aire por lo menos 8 minutos.

Investigadores del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de Estados Unidos y la Universidad de Pensilvania realizaron un estudio para determinar la cantidad de microgotas de saliva que se emiten y permanecen en el aire.

La investigación fue publicada en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences.

«Las observaciones altamente sensibles de la dispersión de luz láser han revelado que el habla en voz alta puede emitir miles de gotas de fluido oral por segundo. En un ambiente con aire cerrado y estancado, desaparecen de la ventana de visión en el rango de 8 a 14 minutos», señala parte del informe.

Además se añade que en un entorno de este tipo las microgotas generadas persistirían como una nube que desciende de la boca del hablante y que tienen una velocidad de descenso determinada por el diámetro de los núcleos de las gotas.

Si bien los investigadores no realizaron el experimento con algún virus específicos sí recordaron que esta es una manera probable de la propagación del coronavirus. «Estas observaciones confirman que existe una probabilidad sustancial de que el habla normal provoque la transmisión del virus en el aire en entornos confinados».

Para el virólogo del Texas A&M University-Texarkana, Benjamin Neuman, este estudio genera un argumento sólido que las microgotas producidas en una conversación normal de cerca pueden ser suficientemente grande para crear un riesgo de la propagación del coronavirus u otra enfermedad si no se porta mascarilla, indicó a The Washington Post.

Fuente: eluniverso.com (T.F.)

Deja tu comentario