Se sabe que el enorme  pez hirió a varios de los pescadores del transporte marino.

El día viernes 4 de marzo, Raúl Mejillones Ponce,  salió a trabajar en altamar con otros pescadores, a eso de las 13:00, de pronto vieron a un bagre de más de un metro y quisieron atraparlo. No podían dejar pasar la oportunidad de capturar ese pez.

Entre varios sujetos que estaban sobre la lancha subieron al gran ejemplar; pero este se encontraba en apareamiento, condición que al parecer los pone un tanto salvajes. El ejemplar hembra, en su desesperación por regresar al agua, empezó a saltar.

Se dice que el enorme  pez hirió a varios de los pescadores del transporte marino, sin embargo Raúl recibió la peor parte: el aguijón del bagre se le fija en el corazón y le quita la vida al cangrejero.

El acontecimiento ocurrió en el sector Puerto Baquerizo, de la parroquia Santa Rosa de Flandes, cantón Naranjal, provincia del Guayas.

El fiscal César Peña Morán intervino en el procedimiento, y señaló que el infortunado falleció en camino al hospital de Naranjal.

Cuando se dio el incidente, Raúl se encontraba con Armando Mejillón y Norberto Reyes, sus compañeros de faena.

Según el informe forense una perforación al corazón fue la causa del fallecimiento del cangrejero, quien nunca pensó que su vida terminaría en manos de un bagre

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.