GRAVE TRAS RECIBIR DISPARO EN LA CABEZA, EN PARROQUIA DE MANTA, MANABÍ.

Manta –

Jesús Antonio Anchundia Menéndez, de 22 años, se debate entre la vida y la muerte luego de recibir un disparo en la cabeza, tarde del domingo 12 de enero, en la calle 1 de Mayo de la parroquia Eloy Alfaro, en Manta, Manabí.

Las horas son claves para su recuperación, según médicos y familiares.

Mauricio Luna, jefe de operaciones del distrito de Policía de Manta, contó que se conoce que Anchundia habría sido llamado por su victimario para mantener un diálogo. Y a los pocos minutos del encuentro, el sujeto sacó un arma y le disparo en la frente. Las razones de esa acción son indagadas, refirió el jefe policial, quien agregó que el presunto autor del disparo sería familiar de la esposa de Anchundia.

Hasta las 13:00 este martes, Anchundia se mantenía en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Rafael Rodríguez de Manta. La esposa de Anchundia, de 16 años, está consternada por la salud de su pareja. Ambos tienen un niño de ocho meses de edad y otro viene en camino. Ella tiene tres meses de gestación.

Julio Alcívar, director del hospital Rafael Rodríguez Zambrano, indicó que el paciente llegó con un proyectil que ingresó en la parte frontal y salió por la parte occipital, en la línea media del cerebro.

«Es un paciente que está en malas condiciones. Fue evaluado por la parte neuroquirúrgica. El domingo hizo un parocardiorrespiratorio. Es un paciente muy inestable… está entubado con un pronóstico muy reservado», sostuvo Alcívar.

A este caso se suma el asesinato de Ramón Alonso, quien fue acribillado la noche del domingo 12 en el barrio Santa Ana, también en la parroquia Eloy Alfaro, en Manta. Él residía en Guayaquil y tenía unos 15 días de haber llegado a Manta. Un hombre que iba en una camioneta le descargó más de cinco tiros.

Fuente: eluniverso.com

Deja tu comentario