Más acceso a mercados, atracción de inversión extranjera, financiación local, estabilidad macroeconómica, cadenas de valor, fomento de la innovación y reducción de impuestos, aranceles y trámites es la receta presentada este martes por el Gobierno de Ecuador para mejorar la competitividad del país.

PUBLICIDAD

La presentación de la Estrategia Nacional de Competitividad diseñada por el Ejecutivo del conservador presidente Guillermo Lasso persigue que Ecuador escale en el ránking del reporte mundial de competitividad, donde en 2019 figuraba en el puesto 90 de 141.

Si se compara con sus países vecinos (Colombia, Costa Rica y Perú), así como con Bolivia, solo en el campo de infraestructura Ecuador supera a los cuatro a la vez, advirtió durante la presentación el ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Julio José Prado.

«Sin duda lo que no hemos trabajado bien es el elemento macroeconómico. A pesar de ser una economía dolarizada, no la hemos utilizado para atraer capitales, inversiones, para que generen productividad de largo plazo», indicó Prado en referencia a las dos últimas décadas.

Asimismo, el ministro apuntó a la inclusión de género productiva, la sostenibilidad ambiental, y la estabilidad macroeconómica y política como enfoques transversales en la estrategia.

«Hoy por hoy no podemos pensar en una estrategia de desarrollo competitividad sin pensar en la inclusión de género», enfatizó.

 

La estrategia también apunta a la creación de «clústers» con ecosistemas de innovación emprendimiento, donde haya más alianzas público-privadas y académicas de largo plazo, y a la transformación digital de las pequeñas y medianas empresas (pymes), que suponen el 98% de las empresas de Ecuador.

«Sino se digitalizan, tendremos un problema dentro de pocos años. Tenemos que vincularlas con compradores internacionales», señaló Prado.

En ese sentido, el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca firmó un memorando de entendimiento con la Organización de Estados Americanos (OEA) para promover la implementación de una red de espacios y servicios para la asesoría técnica y administrativa.

PUBLICIDAD

Este documento también abarca el desarrollo de capacidades de emprendedores, micro y pequeñas empresas (mipymes) en diferentes localidades del país a través de los «Small Business Development Centers» (SBDC), una metodología aplicada por la OEA.

Del mismo modo, el instrumento busca fomentar el diálogo de políticas de alto nivel, el intercambio de mejores prácticas y la adopción de iniciativas cooperativas para el desarrollo de una red sólida de instituciones de apoyo a las mipymes en Ecuador.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.