Jorge Glas está suelto, a pesar que fue sentenciado por corrupto.

El juez Diego Moscoso  de la Unidad Judicial Multicompetentede en la parroquia Manglaralto, provincia de Santa Elena concedió el recurso de habeas corpus al exvicepresidente Jorge Glas, hallado culpable de asociación ilícita en la trama de corrupción de los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

La noche de este domingo 10 de abril, en coliseo River Oeste de la ciudad Guayaquil, se dió la llegada de Jorge Glas, quien está sentenciado en tres casos de corrupción (dos con pena ejecutoriana y una en fase de apelación), hasta el lugar llegaron sus parientes y partidarios del correísmo, para recibirlo tras su último día de encierro. se abrió paso entre las personas para llegar a una tarima donde dirigió sus primeras palabras en la ciudad más poblada del Ecuador.

De acuerdo a Glas su detención en el 2017 fue por sus denuncias de la entrega de las empresas públicas. «Me detuvieron por ponerme del lado de ustedes, por oponerme a la rifa de cargos públicos y al tongo de Moreno. Todo se cumplió».

Salida de Glas de la cárcel de Latacunga

Glas abandonó el centro penitenciario de Latacunga a las 11:30 de este domingo de ramos en medio aplausos y gritos de sus simpatizantes como si se tratara de un mesias. Salió caminando, luciendo un terno de color azul oscuro y camisa blanca. Tenía una especie de arete -redondo y circular- en su oreja izquierda. Estaba perfectamente afeitado.

Recorio alrededor de 300 metros para saludar y tomarse fotos con sus simpatizantes. Luego se subió a un vehículo color plateado, marca Toyota Forturner, que lo esperaba en la avenida, desde donde se puede ver el centro carcelario. 

La salida del exvicepresidente del Ecuador se da en medio de una nueva masacre carcelaria —y la primera de 2022— ocurrió el primer fin de semana de abril. Fue en el centro carcelario de Turi, en la provincia de Azuay, y de acuerdo a cifras oficiales hubo 21 presos muertos y 10 heridos. A esto se suma los señalamientos de corrupción —uno de ellos, hecho por el propio Lasso en contra de cinco asambleístas de la bancada de Pachakutik, que habrían pedido favores irregulares a cambio de votos— y con la presidenta del legislativo tambaleándose en su cargo. Además con una creciente crisis económica en la que los ecuatorianos buscan de todas las formas huir hacia Estados Unidos, en un país que solo diez de cada tres tiene un empleo formal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *