El fiscal Juan Carlos I., investigado por la muerte de su pareja, Naomi Arcentales, se presentó ante la prensa este jueves 30 de diciembre de 2021 en un hotel del norte de Guayaquil para demostrar que se encuentra en Ecuador y para defender su inocencia.

Juan Carlos I. brindó una declaración oficial, aunque se negó a contestar preguntas y fue su abogado, Julio César Cueva, el que contestó los cuestionamientos de los periodistas.

“Yo no maté a Naomi, no soy un asesino, no soy un femicida. Yo soy inocente“, empezó diciendo el fiscal, quien lució compungido y, por momentos, con la mirada perdida. Llegó custodiando, vistiendo un traje azul, con la barba recién cortada y lentes de marco negro.

“Lastimosamente las redes sociales, ciertos medios de comunicación y ciertos comunicadores han construido un juicio paralelo y han expedido una sentencia condenatoria en mi contra”.

El fiscal, suspendido de sus labores a causa de la investigación en su contra, se ratificó en la versión del suicidio de quien fue su pareja sentimental por más de un año. “No he podido pasar el luto”, dijo.

Arcentales fue hallada sin vida el pasado 12 de diciembre en un departamento privado que compartía con Juan Carlos I. en un edificio en Manta (Manabí). La primera autopsia determinó que se trató de un suicidio, pero los familiares de la víctima, quienes sospechan de un femicidio, pidieron una segunda autopsia.

Juan Carlos I. dijo ser víctima de linchamiento y confía en que demostrará su inocencia a través de las ciencias forenses.

Su abogado, Julio Cueva, confirmó que el teléfono celular de su defendido se encuentra extraviado en el departamento y no ha sido entregado a la Fiscalía para que realice un peritaje. Pero Cueva aseguró que la Fiscalía tiene los tres teléfonos celulares de Naomi.

El abogado se negó a confirmar que sea su defendido el que aparece en un video de fecha previa golpeando a su pareja, aduciendo que los hechos que se investigan son los del 12 de diciembre del 2021. 

Cueva dijo que como antecedentes del presunto suicidio de Naomi está una violación de la que ella fue víctima cuatro meses antes de su muerte por parte de dos sujetos en el departamento de una compañera de trabajo. La denuncia no fue investigada con la debida celeridad y la violación fue denunciada con el apoyo de Juan Carlos I., según su abogado. “Ella no conocía a los agresores (de la violación) ni Juan Carlos tampoco, de lo que entiendo eran unos conocidos de la persona que vivía en ese departamento”.

La defensa de Juan Carlos I. denunció supuestas violaciones al debido proceso y cuestionó su detención por cinco horas con una boleta de captura falsa, el pasado 28 de diciembre en Paján (Manabí).

Se prevé presentar una denuncia por el “manejo fraudulento” del sistema informático de la Policía Nacional, demandando una pericia técnica. Los abogados de Juan Carlos I. también presentarán una acción de protección para demandar al Estado por los daños a su cliente producto de esa detención ilegal.

“Hay más de una persona que vio entrar a Naomi a ese cuarto y no salir nunca más. Es alguien que trabaja en el edificio. Somos los más interesados en que vaya a la Fiscalía“, dijo Cueva. 

El fiscal Juan Carlos Izquierdo (en el centro) y sus abogados Julio Cueva (Izq.) Y Santiago Mestanza este jueves 30 de diciembre en un salón de un hotel del norte de Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

Fuente:EL COMERCIO

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.