Judicializarán a organizadores de concierto en Peguche, provincia de Imbabura

Ayer, la Gobernación de Imbabura interpuso una denuncia en la Fiscalía General del Estado contra los organizadores del concierto Pawkar Tushuy Tuta, que se realizó la noche del sábado y madrugada del domingo en Imbabura. El evento congregó a más de 3.000 personas. Gabriela Jaramillo, gobernadora de Imbabura, confirmó que el espectáculo no contó con los permisos correspondientes y reconoció que los asistentes irrespetaron el uso de mascarilla y el distanciamiento físico mientras libaban y bailaban.

Veinte efectivos de la Policía Nacional que intentaron frenar la programación habrían sido amenazados por pobladores y miembros del cabildo indígena, siendo advertidos de que serían retenidos y sometidos a la justicia indígena sí obstruían la realización del evento, como consta en un parte policial. Mauricio Andrade, intendente de Imbabura, señaló que la diligencia judicial aspira a aclarar la inobservancia y sancionar a los organizadores que incumplieron con la disposición de la Intendencia de Imbabura.

Según las autoridades, unas veinte personas estuvieron al frente de la organización, siendo visible Antonio Campos, con quien se reunieron y a quien notificaron prohibiéndole la ejecución del programa. Mientras tanto, las autoridades de salud anuncian el ingreso a Otavalo de una brigada sanitaria para el próximo jueves, con el propósito de realizar pruebas COVID-19 y está pidiendo a los asistentes que se aíslen voluntariamente.

Fuente: eluniverso (A.V) 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *