Los efectos de la crisis económica en Europa ya se sienten en Ecuador. Su efecto cruza el océano Atlántico a través de las remesas. Este dinero envían los migrantes ecuatorianos que principalmente se encuentran en España e Italia. En el primer semestre de 2022, estas remesas tuvieron una caída. Así lo señala el Banco Central del Ecuador (BCE), en su reporte trimestral.

Por ejemplo, el flujo de remesas proveniente de España tuvo una caída de 10,79%, en comparación al primer semestre de 2021. Mientras que las remesas que llegaron de Italia disminuyeron e 6,09% frente a igual período del año pasado.

Europa, en riesgo de recesión

Para Hanns Soledispa, director general de Exponencial Research, la caída de las remesas provenientes de Europa es resultado de la difícil situación económica que enfrenta el continente. La economía se ha visto afectada en los últimos meses por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

La respuesta del Gobierno ruso a las restricciones impuestas ha generado una crisis energética en algunos países de Europa, dice el experto. Esto ha empujado la inflación que, si bien ha sido contenida con el incremento de las tasas de interés por parte del Banco Central Europeo, tiene impactos en los bolsillos de la ciudadanía, limitando el consumo, asegura Soledispa.

Por esa razón, el sector productivo de ese continente también ha moderado su inversión y ha limitado la generación de nuevas plazas de empleo, asegura el analista económico, Jorge Calderón. Otro efecto es la depreciación del euro. La moneda de la Unión Europea (UE) ha llegado a niveles inferiores al dólar, lo que no había sucedido en más de 20 años. En esta situación, se configuran dos escenarios para los migrantes ecuatorianos, dice Calderón.

Por un lado, trabajan menos horas por la falta de empleo y mandan menos dinero. Por otro lado, el dinero (euro) que enviaban antes ya no representa la misma cantidad de dólares. Es así que tienen que conseguir más recursos para transferir los mismos montos o, simplemente, enviar menos divisas.

A finales de septiembre, el Banco Mundial advirtió de la probabilidad de que Europa entre en recesión junto con una estanflación. Es por esa razón que la contracción de las remesas provenientes de Europa todavía tendrán decrecimiento, augura Soledispa.

Remesas de EE.UU. sostuvieron el desempeño previo

El monto de remesas que llegó al Ecuador en los primeros seis meses del año fue de USD 2 263,96 millones. Este valor representó un crecimiento de 12,71% frente a igual período de 2021. Pero refleja una caída de 3,81% con relación al segundo semestre del año pasado.

Para el desempeño positivo interanual influyó el incremento del dinero que llegó de Estados Unidos. Las remesas provenientes de este destino tuvieron un incremento de 23,64% entre enero y junio de 2022, frente a los mismos meses del 2021.

El crecimiento de estos recursos se dio, pese a que el gasto de los consumidores norteamericanos se desaceleró y la inversión empresarial cayó. El BCE estima que el aumento del flujo de remesas en este período se debe a la adición de trabajadores en el mercado laboral estadounidense.

En general, las remesas aumentaron por un mayor flujo migratorio al resto del mundo. Lo cual reflejaría cierta debilidad de la economía ecuatoriana, por la limitación de generar un mayor número de plazas de trabajo, dice el BCE.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.