LA ESTIMULACIÓN COGNITIVA AYUDA A MEJORAR MEMORIA EN ADULTOS MAYORES.

Un estilo de vida saludable en lo nutricional, lo psicológico, en lo físico, laboral y en lo recreativo va a permitir que una persona llegue a la vejez con una mejor calidad de vida, según varios especialistas que explican sobre los cambios emocionales y psicológicos que se empiezan a notar cuando se avanza a esta etapa de la vida.

Hypatia Mendoza, psicóloga clínica y terapeuta familiar del Hospital Universitario, señala que el proceso de envejecimiento, hablando de salud mental, va a depender de persona a persona, pero hay un estándar que establece que después de los 75 años empieza un declive de las funciones mentales superiores como se conoce en el campo de la psicología y que son concentración, memoria razonamiento y pensamiento.

«Son funciones mentales superiores que después de esa edad o a veces antes, dependiendo del estado de salud y el nivel de vida que haya llevado esa persona , se van a afectar», añade.

Por ejemplo, señala, una persona que ha consumido alcohol, tabaco, drogas o alguna otra enfermedad mental con compromisos del cerebro o del sistema nervioso central evidentemente va a tener un deterioro cognitivo o un deterioro de las funciones mentales superiores más rápido versus una persona que ha tenido un estilo de vida saludable, sin adicciones, por lo que su envejecimiento cerebral va a ser progresivamente lento.

Dice que cualquiera que sea el origen de las patologías mentales y neurológicas esta debe ser evaluada por un psicólogo clínico o el psiquiatra para ver en qué grado tiene una afectación cognitiva en la autonomía de sus actividades de la vida diaria.

La especialista señala que los trastornos de la memoria reciente no son exclusivos de los adultos mayores, pero independientemente de la edad existen tratamientos como la neuropsicología.

Señala que la rehabilitación neurocognitiva es complementaria porque generalmente el tratamiento base es el que da el neurólogo, con el psiquiatra o con el geriatra, dependiendo de la patología.

Las terapias cognitivas permiten retrasar el deterioro de la memoria en los adultos mayores. Foto: Álex Vanegas

Gabriela Altamirano, jefa del Servicio de Geriatría del hospital Luis Vernaza, dice que dentro de una valoración geríatrica saber cómo está la parte cognitiva del adulto mayor es muy importante y se lo ayuda a través de la terapia cognitiva, que consiste en ejercicios para que puedan mejorar su memoria.

Pero, enfatiza, no se trata simplemente de leer el periódico o hacer un crucigrama o un soduku, sino que son diferentes tipos de ejercicios que valoran una parte del cerebro.

Menciona, por ejemplo, ejercicios de atención que consisten en mostrarle al paciente una imagen para que se la observe bien y luego se la retira, se le entrega una hoja para que describa lo que vio. Mientras que los ejercicios de asociación consisten en mostrarle una serie de palabras para que identifique a cuál de corresponde.

Esto les va a ayudar a mejorar su memoria y lo puede hacer en su casa o junto con algún grupo de apoyo, dice.

En el hospital del día Efrén Jurado López del IESS de Guayaquil se ofrece a los gerontos varias actividades recreativas como las neuro psico-estimulación para mantener la mente activa.

Fuente: eluniverso.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *