LA MIRADA DEL CORRESPONSAL. VUELTA AL COLE CON MOCHILAS ANTIBALAS.

La compra de estos equipos escolares aumenta en Estados Unidos debido al incremento de tiroteos, mientras la cantidad de armas en manos civiles ya supera a la población total del país.

El año escolar en Estados Unidos ha comenzado de una manera diferente ese año. La venta de mochilas antibalas se incrementó de manera exponencial tras los recientes tiroteos masivos de El PasoOhio y Chicago con picos de hasta un 300% más de adquisiciones para algunos fabricantes en las semanas previas al inicio del curso escolar, debido a un panorama que llena de temor a los padres, alumnos y maestros. Mientras, la cantidad de armas en manos de personas civiles ya es mayor que la población del país, y las escasas medidas del gobierno para evitar los ataques no satisfacen a la gran mayoría.

Cerca del 40% de los padres de Estados Unidos dicen que están «muy preocupados» por si se produjera un tiroteo en la escuela de sus hijos, según una reciente encuesta de Morning Consult encargada por NBC News. Y casi la mitad de los padres dice que compraría una mochila a prueba de balas para su hijo.

«Noah (10 años) tiene miedo de ir a la escuela y yo también como mamá, con todo lo que viene pasando. Le compré la mochila antibalas, sí. No es una solución garantizada pero al final del día si algo pasara podría protegerse«, dijo Nataly P., una madre estadounidense en el colegio Sunset Park Elementary de Miami, consultada por EL MUNDO.

Otros padres, aunque también están atemorizados por la situación, aseguraron a este medio que no comprarían esas mochilas porque solo protegen de balas de pistolas pequeñas. «No garantizan protección para rifles de asalto, que son los típicamente utilizados en tiroteos en escuelas», señaló Amber P., madre de dos niños en edad escolar en Miami. «Es triste que estas compañías se beneficien de algo tan trágico y hagan que los padres piensen que estas mochilas o camisetas protegerán a sus hijos», agregó.

Jessica L., también madre miamense, opinó: «No compraría esas mochilas por muchas razones, pero diría que en una situación como esas tú no quieres que tu hijo intente administrar o buscar una mochila. Quieres que se esconda o ¡corra!«.

¿SON EFECTIVAS ESTAS MOCHILAS?

Los precios de estas carteras a prueba de balas van desde los 160 y hasta 300 dólares (desde 140 a 270 euros), aunque también se consiguen unas fabricadas en China por 99 (unos 90 euros). Aunque por fuera son como cualquier otra mochila, con dibujos o lisas, en su interior tienen paneles balísticos en la parte posterior. La mayoría incluye un indicativo explicando que el producto fue probado con balas de 9 milímetros y de escopetas. Sin embargo, esta información debe tomarse con pinzas.

Varias de las mochilas dicen cumplir con los estándares del Instituto Nacional de Justicia (NIJ) correspondientes al nivel IIIA. Este significa que soportarían el impacto de una pistola de mano 9mm y una 44 Magnum. Pero dicha agencia gubernamental no ha certificado o probado la residencia de ninguna mochila del mercado hasta el momento, según confirmó Kelly Laco, portavoz del Departamento de Justicia, consultada por la prensa.

Los únicos productos que se han certificado en esta categoría son los chalecos antibalas. «Los anuncios de estos productos que afirmen que fueron probados o certificados por el NIJ son falsos», aseguró la funcionaria. Hizo referencia no solo a las mochilas, sino también a la gran variedad de productos de protección personal contra tiroteos que se están comercializando, que van desde camisetas interiores a prueba de balas y chalecos protectores, hasta carpetas para adultos en forma de escudos.

Otro punto a tener en cuenta es el que indicó una de las madres anteriormente: la mayoría de los asesinos que abrieron fuego en colegios han usado rifles AR-15 o AK-47, como el que empleó el asesino de Texas en la masacre en la que murieron 22 personas el 3 de agosto pasado. Aparentemente, estas mochilas no están preparadas para eso en absoluto.

«Estas mochilas no resistirían, bajo ninguna circunstancia, los rifles de asalto que tan a menudo se usan en los tiroteos a entidades escolares», advirtió el ex comisionado del Departamento de Policía de Nueva York, William Bratton, en una entrevista con CNBC.

Sin embargo, Bratton dice que si la mochila brinda alivio psicológico a los padres como una forma de proteger al niño y si además pueden pagar su precio, podría ser algo positivo. «Pero hay que tener cuidado al elevar el nivel de miedo de los niños«.

Joe Curran, fundador de la marca de mochilas Bullet Blocker, defendió sus mochilas creadas gracias a su experiencia como guardabosques del Ejército, policía e instructor de armas, pero advirtió a los consumidores que estos elementos de protección balística dejan de ser útiles al cabo de cinco años. Podrían estar caducados si pasaron mucho tiempo en un depósito antes de venderse, dijo al canal de televisión CNBC.

PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN ANTE UN TIROTEO

Otros expertos no recomiendan el uso de estos productos y aseguran que lo mejor es educar a los niños en los protocolos de actuación en caso de tiroteo, que incluyen correr, esconderse o evacuar rápidamente la escuela.

«Esto es puro marketing para explotar el miedo», dijo Matthew J. Mayer, profesor especializado en prevención de la violencia en escuelas de la Universidad de Rutgers, al Washington Post. «No tenemos evidencia de que estas cosas funcionen. Están dándole a los chicos y a los padres una falsa idea de seguridad».

Mientras tanto, los estadounidenses civiles se arman cada vez más y la cantidad de artefactos mortales que poseen supera el número de habitantes del país. Según reveló un estudio de la organización Small Arms Survey, en Estados Unidos viven unas 330 millones de personas pero hay 393 millones de armas en manos de civiles. Los estadounidenses poseen casi la mitad de todas las armas del mundo compradas por civiles, el 40% de las 857 millones de armas, según el estudio.

Fuente: elmundo.es

Deja tu comentario