Tendrá un impacto. La moratoria petrolera, firmada entre el Gobierno Nacional y organizaciones indígenas, hará que la meta de duplicar la producción de crudo a un millón de barriles diarios se vuelva “inalcanzable”.

Para Fernando Santos, exministro de Energía, esta medida significará que el sector petrolero entra en un período de “congelamiento”, porque mientras no se cuente con una Ley de Consulta Previa habrá limitaciones para realizar nuevas concesiones y contratos.

Xavier Vera, ministro de Energía, tiene otra lectura. Aseguró que la producción petrolera está garantizada en los campos que operan en el norte del país.

La moratoria es el primer punto del acta final de la mesa de Energía y recursos naturales, suscrita el 9 de septiembre de 2022. El documento tiene nueve páginas.

En este se establece una moratoria petrolera temporal de al menos 12 meses o hasta que la Ley de Consulta Previa esté publicada en el Registro Oficial. Esta medida se aplicará dentro de 15 bloques petroleros ubicados en Pastaza y Morona Santiago, incluyendo los bloques de Ronda Sur Oriente. Estos son los bloques 28, 70, 71, 72, 73, 76, 77, 78, 80, 81, 82, 84, 85, 86 y 87.

 

Estos bloques no se encuentran en operación, pero una parte de ellos constan en el portafolio de los proyectos de inversión hidrocarburífera, que presentó este Gobierno en noviembre pasado, en el evento Ecuador Open Business.
El Ministerio de Energía sostuvo que estas áreas están dentro de una planificación petrolera que tomará entre un año y un año medio.

Las organizaciones plantearon también prohibir de forma absoluta la ampliación de actividades petroleras en bloques y campos que afectan a territorios de pueblos indígenas en aislamiento voluntario. Pero el Gobierno no aceptó y propuso garantizar que no exista una ampliación del polígono de las áreas de los bloques 14, 17, 61, 12, 16, 31 y 43 conocido más como ITT (Ishpingo, Tambococha y Tiputini).

Este consenso de moratoria es parte del acuerdo de diálogo entablado entre estos sectores, luego del paro nacional de junio pasado.

Imagen

El mensaje de este acuerdo es que la actividad petrolera en Ecuador no tiene respaldo de la población y el político no es suficiente, precisó Acosta Burneo. Esto afecta a la confianza de los inversionistas, porque debido a la falta de respaldo de los habitantes, los políticos pueden cambiar las reglas.

Inversión

Los bloques que están en moratoria son parte del portafolio de inversiones. El 80, 84, 85, 86 y 87 constan en la XVII Ronda, prevista para el próximo año. En esta se aspiraba una inversión de USD 4 750 millones. Pero ahora hay “incertidumbre”, refirió Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal.

Riesgo País

El riesgo país puede subir, según Santos, porque los tenedores de bonos confiaban en que Ecuador tenga una mayor producción de crudo para cumplir con sus obligaciones e incurrir en menos endeudamiento. El riesgo país se encuentra en 1 446 puntos, según datos del 9 de septiembre de Ámbito.

Empleo

Con la XVII Ronda petrolera, el Gobierno busca generar 3 000 empleos entre directos e indirectos. Pero con esta medida habrá un freno temporal, porque para licitar este proceso se requiere de una nueva norma, que debe ser tratada en la Asamblea Nacional, donde el Gobierno no tiene mayoría.

PUBLICIDAD

Producción

La meta del Gobierno de duplicar la producción a un millón de barriles diarios se vuelve “inalcanzable”, según Fernando Santos. Mientras no se cuente con la Ley de Consulta Previa no se podrá licitar 15 bloques. Esto influirá en que la producción se quede “estancada”y se cuente con menos ingresos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.