La libertad de Jorge Glas agitó a los correístas, los de dentro del país y de fuera. En redes sociales se han organizado para reclamar por un supuesto atentado a los derechos humanos del exvicepresidente al no estar libre.

Sin embargo, el proceso tiene varias anomalías. Incluso relacionadas con un posible delito de falsificación de documentos judiciales. Esto quedó reflejado en el escrito del nuevo director de la Cárcel 4, Marco Karolys, posesionado el lunes 8 de agosto de 2022, luego de que se conociera todo el proceso de habeas corpus.

Karolys, teniente coronel de Policía en servicio pasivo y uno de los mayores conocedores del régimen penitenciario en el país, detalla las inconsistencias legales de las boletas de excarcelación.

El escrito (cinco páginas), por incidente de cumplimiento, fue presentado ante la Justicia de Manabí por el habeas corpus a favor de Christian Araujo, por el cual también recibieron la libertad el exvicepresidente Jorge Glas y Daniel Salcedo.

Fechas no cuadran

El proceso se realizó el viernes 5 de agosto de 2022, a las 18:37, en el Juzgado Especializado de Portoviejo, Manabí. El pedido de habeas corpus lo impulsó Leonardo Buendía Silva, quien, según registros de varios medios de comunicación, ya tuvo líos con la Justicia. El Diario, de Manabí, en diciembre de 2021, reportó que era investigado por un supuesto porte de armas, municiones y drogas.

El juez Banny Molina, hoy detenido, aseguró en su sentencia que los padecimientos de salud de Araujo no fueron atendidos “de forma especializada e integral”. Por ende, sus derechos fueron vulnerados. Ese beneficio se hizo extensivo a Glas y Salcedo.

Molina emitió boletas el 5 y el 8 de agosto. El mismo viernes 5 de agosto, Molina emitió, de forma manual, las tres boletas de excarcelación. Estas fueron presentadas, según el escrito de Karolys, el martes 9 de agosto en la cárcel, ubicada en el norte de Quito.

Lo que extraña a Karolys es que el lunes 8 de agosto fue emitida una nueva boleta de excarcelación a favor de Glas, es decir, ya tenía dos a su favor, pero “cuyo formato, sellos y demás características propias del documento difieren completamente del documento inicialmente emitido por el juzgador”, dice en el escrito.

Esto, dice el Director de la Cárcel 4, impide validar la autenticidad. También a la SNAI les pareció “insólito” que esa nueva boleta sea presentada el mismo día que las otras tres, el martes 9 de agosto.

Karolys recuerda al Juez, que fue detenido por un posible delito de usurpación de funciones, que desde 2015 hay un formato aprobado por el Consejo de la Judicatura y que debe ser respetado.

En este deben constar: fecha, código, texto que señala que la libertad se ordenará siempre que no exista otra orden de encarcelamiento o se encuentre a órdenes de otra autoridad, datos específicos de la causa.

También, la identificación del sentenciado, motivo de la boleta y la firma de las autoridades.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.