LAS MUJERES TRABAJADORAS ESTÁN MÁS SANAS Y MENOS DEPRIMIDAS QUE LAS QUE NO LABORAN.

Las mujeres trabajadoras están más saludables y menos deprimidas que las que no han trabajado, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Max Planck (Alemania) y que ha sido publicado en la revista Demography.

El trabajo comenzó en el año 1967 con aproximadamente 5.100 mujeres de entre 30 y 44 años, a las que se siguió hasta que tenían entre 66 y 80 años. De esta forma, los expertos comprobaron que, en comparación con las que no trabajaban, aquellas que durante los primeros 20 años de estudio estaban trabajando tenían una mejor salud física, menos síntomas de depresión e, incluso, un menor riesgo de mortalidad.

No obstante, experiencias negativas el trabajo sí afectaron a la salud de las mujeres más adelante. Aquellas que percibieron discriminación en el trabajo, no les gustaba y dijeron que no se sentían comprometidas tenían una salud física y mental más pobre a medida que envejecían. Sin embargo, las mujeres con estas experiencias eran aún más saludables al final de la vida que las no trabajadoras.

«Nuestros hallazgos respaldan la conclusión de que la salud de las mujeres se beneficia al ser empleadas, independientemente de su situación económica e, incluso, si no tienen las mejores experiencias laborales. Por primera vez pudimos mostrar una relación positiva a largo plazo entre trabajar en la mediana edad y la salud durante los años siguientes, incluso después de la edad de jubilación», han zanjado los expertos.

Fuente: eluniverso.com

Deja tu comentario