Los alimentos antioxidantes, aliados de la salud y necesarios en la dieta.

Nadie puede escapar al envejecimiento, pero este se puede retardar, o hacerlo más llevadero con una alimentación sana y balanceada, rica en frutas y vegetales. Cuando no existe un cuidado adecuado del cuerpo, se presentan los radicales libre. Es similar a la oxidación, cuando los materiales adoptan un aspecto desagradable. Para evitar la aparición de los radicales libres en nuestro cuerpo, es importante adoptar una dieta rica en antioxidantes.

Se trata de un proceso que ocurre cuando la producción de los radicales libres supera la capacidad defensiva de los antioxidantes. En consecuencia, se dañan las células, proteínas y el material genético (ADN).

En este caso, los radicales libres son sustancias que nuestro cuerpo genera si no lo tratamos como es debido, generando el envejecimiento y ciertas enfermedadese como el cáncer. Surgen de fuentes tanto internas como la respiración, el metabolismo y la inflamación; así como de otras externas como la contaminación, los rayos solares, el ejercicio extenuante, los rayo X, el cigarrillo y el alcohol.

Es por eso que se recomienda que las personas ingieran diariamente alimentos que contengan antioxidantes para evitar un gran número de enfermedades y para conservar un aspecto físico sano y saludable.

Los antioxidantes no solo dan energía sino que la ciencia ha encontrado que revierten el proceso de envejecimiento.

Para evitar el envejecimiento y oxidación del organismo, existen ciertos alimentos que ayudan a combatir a estas sustancias gracias a la carga antioxidante que contienen.

El organismo cuenta con sistemas antioxidantes que contrarrestan el efecto de los radicales libres. Se dividen en antioxidantes no enzimáticos –como las vitaminas A, C y E, que se adquieren mediante la dieta– y antioxidantes enzimáticos.

De acuerdo a la nutrióloga Rocío Rodríguez, ese necesario mantener algunos alimentos en la dieta. Estos son, las verduras y las frutas redondas.

Frutas como la cereza, fresa, guayaba, papaya, mango, naranja, uva, frambuesa, moras, son algunas de las mejores fuentes de antioxidantes. De igual forma comer peras, duraznos y manzanas con su cáscara.

Algunos vegetales como el brócoli o las espinacas pueden convertirse en los perfectos aliados para combatir los radicales libres debido a su contenido en sulforanano, vitamina C, glucosinolatos e isotiocianatos. Además, otorgan beneficios para la salud visual y cutánea.

Los frutos secos, entre esos las nueces, avellanas, maní, y si se opta por el pescado o mariscos, son alimentos verdaderamente buenos en la lucha contra el envejecimiento celular.

En cuanto a las frutas redondas, se puede tener en consideración a las naranjas, las mandarinas y los kiwis que cuentan con vitamina C. Es decir, aportan a la resistencia ante la posibilidad de sufrir infecciones y funcionan como antioxidantes.

Fuente: eluniverso.com (T.F.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *