Los nutrientes que pueden hacerte engordar y perjudican la salud.

Al momento de adelgazar o buscar el mantenimiento de un peso saludable, no sólo es importante sumar alimentos o nutrientes, es necesario reconocer algunos que pueden causar un aumento de peso o incluso, resultan perjudiciales para la salud.

Hidratos de fácil asimilación

Entre los alimentos fuentes de hidratos encontramos muchas opciones. Sin embargo, existen los hidratos de fácil asimilación. “Estos elevan los niveles de glucosa en sangre. Dentro de este grupo se encuentran los alimentos y productos que contienen harinas refinadas, azúcares añadidos, poco o nada de contenido de fibra, como los cereales de desayuno, jugos de frutas, dulces, pan blanco, azúcar de mesa, miel, entre otros”, comenta la nutricionista Adriana Pérez.

De acuerdo a la nutricionista Pérez, el consumo excesivo de estos alimentos puede traer consecuencias como:

  • Falta de energía
  • Estreñimiento
  • Hinchazón abdominal
  • Elevados niveles de glucosa en sangre, que conduce al desarrollo de Diabetes Mellitus tipo 2.
  • Desarrollo de enfermedades cardiovasculares, enfermedad de hígado graso no alcohólico, entre otras.

Grasas trans

Se encuentran en alimentos procesados y ultraprocesados sobre todo y además de elevar factores de riesgo cardiovascular, generan una mayor acumulación de grasa a nivel abdominal.

Sodio

La sal (también conocida por su nombre químico, cloruro de sodio), a pesar de estar presente en la mayoría de comidas cuenta con un efecto negativo si se la consume en exceso. De acuerdo a la nutricionista Pérez es aconsejable consumir la sal yodada.

Alcohol

El etanol o alcohol que encontramos sobre todo en bebidas no es un nutriente en sí, pero aporta calorías al organismo.

La nutricionista Adriana Pérez plantea una serie de consecuencias causadas por el consumo de alcohol:

  • Debilita el sistema inmune
  • Causa inflamación y daño en páncreas
  • Enfermedad de hígado graso
  • Desarrollo de distintos tipos de cáncer
  • Problemas cardiovasculares
  • Daño en el sistema neurológico

Además, el alcohol favorece el almacenamiento de grasas en el organismo lo que resulta contraproducente si se busca bajar de peso.

Fuente: eluniverso.com (T.F.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *