Decenas de miles de ex trabajadores dicen que fueron esterilizados por un pesticida que las empresas estadounidenses usaron en las plantaciones de banano en América Latina en la década de 1970.
Estados Unidos restringió y luego prohibió el uso de este producto en el continente por riesgos para la salud, pero los trabajadores de Centro y Sudamérica continuaron expuestos al pesticida. Grace Livingstone investiga la lucha de décadas de los trabajadores por la justicia en Panamá.
Isabel Copa Mujica tenía 16 años cuando encontró trabajo en una plantación de plátanos en el departamento de Chiriquí en Panamá. Cuando comenzó a trabajar allí en 1967, la finca estaba a cargo de una subsidiaria del gigante United Fruit Company, una empresa que cambió su nombre a Chiquita Brands International.

Tres años después de iniciar su trabajo en la plantación, donde permaneció 25 años, Coba buscó atención médica. Un doctor analizó su esperma y le dijo que no podía tener hijos.

«No podía creerlo. Me volví loco, no creía que valiera la pena seguir viviendo. Sentía tristeza y un sentimiento de pérdida», recuerda.

Coba no fue el único trabajador bananero que experimentó problemas médicos.

Rafael Martínez González trabajó en dos plantaciones de banano administradas por United Fruit en Panamá.

Tres años después de comenzar a trabajar, la esposa de Martínez tuvo un aborto espontáneo cuando tenía seis meses de embarazo. La pareja nunca logró concebir otro bebé.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.