La búsqueda de María Belén Bernal ha terminado. El Gobierno ha confirmado la tarde de este miércoles 21 de septiembre que hallaron los restos de la abogada.

Desde Estados Unidos, el presidente Guillermo Lasso confirmó que los restos de la mujer desaparecida fueron localizados.

Bernal, de 34 años y madre de un chico de 13 años, estaba desaparecida desde el 11 de septiembre, cuando fue a la Escuela Superior de Policía a buscar a su esposo, Germán Cáceres, quien era instructor.

“Con profundo dolor e indignación lamento informar que María Belén fue encontrada. Su femicidio no quedará impune y todos los responsables serán sometidos a la ley. Mi solidaridad con su madre Elizabeth y su pequeño hijo”, dijo en twitter.

 

Tras el trino del mandatario, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, salió a confirmar el hecho y pidió disculpas a la familia.

“La Policía hizo su trabajo y encontró a María Belén. Lamento profundamente su muerte, un femicidio que no quedará en la impunidad. Encontraremos a Cáceres donde esté y lo entregaremos a la justicia. Pido perdón y ofrezco una disculpa a Elizabeth Otavalo y a su nieto”, escribió.

La Fiscalía había anticipado al mediodía que se habían encontrado restos óseos en Casitagua.

 

“Una vez extraídos los restos humanos encontrados, un antropólogo forense y un médico legista, ambos civiles, fijarán, tomarán muestras y procederán con la autopsia, como parte de las diligencias. Este caso se desplazará a la Comisión de la Verdad de Fiscalía”, informó.

La Fiscalía realizó allanamientos la noche del martes en la casa del padre y la madre de Cáceres.

Además, la jueza del caso había convocado para el viernes la audiencia para formular cargos en contra de Cáceres.

 

Con el paso de los días se conoce, según las versiones cruzadas de abogados y testigos, que María Belén Bernal fue a la escuela policial a visitar a su esposo. Allí habría encontrado en una habitación a su pareja con una cadete.

Tras eso hubo una discusión en la que se escuchó una discusión, con gritos y hasta pedidos de auxilio. Después de eso, silencio, pasos y sonidos de que alguien sacaba un bulto por gradas.(I)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.