Masiva marcha en Corea del Norte para apoyar a Kim Jong-un y repudiar a Trump

Tras los insultos compartidos y las amenazas cruzadas, la tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos está en su momento más álgido. En la Asamblea de la ONU , el presidente Donald Trump llamó a Kim Jong-un «hombre cohete» y le dijo allí, delante de todos, que estaba en medio de una «misión suicida».

Días después, el canciller norcoreano, redobló la apuesta de frente ante el mismo atril y dijo que es «inevitable» un ataque a Estados Unidos, frase que llegó después que se mandatario dijera que el republicano era «un trastornado mental repleto de megalomanía».

Ante este panorama, ayer las calles de Corea del Norte se llenaron de gritos y carteles para apoyar al líder de Pyongyang y repudiar las amenazas militares de Estados Unidos cuando miles de norcoreanos participaron de una gran manifestación antiestadounidense.

Según la información difundida hoy por la agencia KCNA, durante la tarde de ayer, más de 100.000 personas participaron en la concentración en la céntrica plaza Kim Il-sung de Pyongyang, donde se leyó un comunicado de Kim, en donde el líder criticó el discurso que Trump había pronunciado el martes ante la ONU (en el que amenazó con «destruir totalmente» ese país), calificó al presidente de «viejo chocho» y lanzó nuevas amenazas a Washington.

Además de los manifestantes, en la demostración participaron la plana mayor del Ejército y del Partido de los Trabajadores, que también leyeron discursos durante el acto. «Estamos esperando al momento decisivo final para eliminar a Estados Unidos, el imperio del mal, del globo», dijo un oficial de los Guardias Rojos, según consignó KCNA.

También te puede interesar: Donald Trump amenazó con “destruir completamente a Corea del Norte” en su primer discurso ante la ONU

En lo que va del año, Pyongyang lanzó una veintena de misiles, entre ellos intercontinentales, y el pasado 3 de septiembre realizó su sexta prueba nuclear, lo que provocó una nueva condena internacional y la aprobación de un nuevo paquete de sanciones por parte de Naciones Unidas, el primero que limita las vitales exportaciones de petróleo.

El último episodio se escenificó ayer, cuando bombarderos y cazas volaron cerca de las costas de Corea del Norte para enviar un «mensaje claro» de que Washington dispone de «opciones militares» ante cualquier amenaza, según informó el Pentágono.

Trump no se queda callado

El presidente estadounidense retomó su retórica contra Corea del Norte el fin de semana al advertir al canciller de ese país que tanto él como el líder «no estarán por mucho tiempo», poco después de esta marcha en rechazo a Estados Unidos.


«Acabo de escuchar al ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte hablar en la ONU. Si hace eco de los pensamientos del pequeño hombre cohete, ¡no estarán por mucho tiempo!», dijo Trump dijo en Twitter anoche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *