Médico confirma presencia de la enfermedad de Lyme en Argentina.

La enfermedad de Lyme, la cual es transmitida por una mordedura de garrapata y que aqueja a personajes de la farándula como Justin Bieber, Thalía, Avril Lavigne, Richard Gere y Ashley Olsen está presente en Argentina. Así lo afirmó el neurólogo Melchor Rodrigo, quien nació y estudió en Estados Unidos, por lo que apunta que todos los médicos deberían tomar conciencia.

Según su experiencia en Argentina existen numerosos pacientes mal diagnosticados que padecen esta enfermedad por lo que ha trascendido a ni nivel local y ha hecho que su petición por tomar conciencia sea más un pedido que una imposición.

“Hay Lyme en Argentina”, repite Melchor Rodrigo, médico neurólogo, con estudios en el país y Estados Unidos, de donde es oriundo y donde trabajó en la Universidad de Louisiana y el Hospital de Veteranos de Guerra.

Él afirma que haber trabajado allá le ha dado una visión de la medicina un poco distinta. Señala que el hecho de que se asuma que no existen enfermedades que en realidad sí están presente suele pasar porque simplemente no se buscan o detectan a tiempo.

Él menciona en una entrevista para diario El Clarín que uno de los casos locales que llegó a su consultorio neurológico fue el de Natalia Lovaglio, una mujer de 39 años a quien, tras un peregrinaje clínico que no daba con su diagnóstico por su malestar generalizado, llegó a él por una recomendación.

Rodrigo dice que cuando vio a Natalia, ella le contó que ya varias veces la habían diagnosticado debido a que presentaba síntomas generales por el hecho de ser una enfermedad subdiagnosticada en el país.

«Ella tenía el típico diagnóstico que es el de fibromialgia, simplemente un conjunto de síntomas marcados por un fuerte dolor muscular ​generalizado. Ahí fue cuando pensé en Lyme y se lo dije», evoca .

Sin embargo, se lo confirmaron cuatro años después, luego de realizarse varios estudios en el extranjero de por medio. ¿Por qué afuera? «No era la primera paciente que conocía con esta enfermedad, lo que pasa que siempre estaba la limitación de mandarlos con otros colegas y que les digan ‘no hay Lyme en la Argentina’ a pesar de que las inmunofluerescencias (test que detecta antígenos de microorganismos específicos) dieran positivas. Pero al no tener en el país el western blot (el examen diagnóstico para Lyme), se complica», responde el médico.

La falta de tratamiento a tiempo se debe porque muchas personas en el mundo desconocen el verdadero significado y gravedad de la enfermedad de Lyme, la cual proveniente de la bacteria Borrelia Burgdorferi, que es transportada por la garrapata. Su nombre está relacionado con el lugar donde fue detectada por primera vez en 1977: Old Lyme, un pueblo ubicado en Connecticut, Estados Unidos. En años más recientes también se encontraron casos en Europa y Asia.

Rodrigo afirma que Natalia se había contagiado en Argentina y luego de realizarse los análisis en Florida, Estados Unidos, con el doctor James Schaller se le diagnosticó que padecía Lyme crónico.

Síntomas

Tras la picadura, los síntomas suelen comenzar días o semanas después de la infección y son similares a la gripe, como fiebre, dolor de cabeza y articular o dolores musculares. Luego, la enfermedad se desarrolla en tres etapas. Durante la primera, la bacteria aún no se ha propagado en todo el cuerpo y se puede curar con antibióticos. Se trata de afecciones similares a otras enfermedades, lo que dificulta su diagnóstico.

Pero «pasados varios meses, los pacientes no tratados pueden desarrollar síntomas severos que afectan al cerebro, los nervios, los ojos, las articulaciones y el corazón, pudiendo llegar a la discapacidad del enfermo».

En Argentina, la Sociedad de Infectología (SADI) y la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos (ANLIS Malbrán) afirman que no hay circulación local de la enfermedad de Lyme.

Para el neurólogo el secreto está no solo en concientizar a la población, sino también a los médicos sobre lo que es el Lyme y que se puede salvar la vida de las personas si te toma un poquito más de tiempo en encontrar el diagnóstico verdadero.

Fuente: eluniverso.com (T.F.)

Deja tu comentario