Al parecer el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, no estarían pasando su mejor momento en Montecito, California, a donde los duques de Sussex se mudaron luego de que el hijo menor del rey Carlos III y ‘Lady Di’ renunciara a la realeza británica para vivir una vida más tranquila con la actriz.

Ellos «no volverán a representar oficialmente a la Familia Real», según sentenció el Palacio de Buckingham con la renuncia de Harry.

Sumado a eso, hay rumores de que Meghan y Harry “terminarían su matrimonio en lágrimas”, según habría asegurado una persona cercana a la difunta reina Isabel II.

Aunque el objetivo inicial de renunciar a su vida en la Casa de Windsor y mudarse a Estados Unidos fue buscar tranquilidad, el príncipe Enrique, mejor conocido como ‘Harry’, actual duque de Sussex, se ha visto más apartado de la vida social de lo que esperaba, puesto que a diferencia de su natal Reino Unido en donde era popular entre celebridades, en su nueva vida en Montecito, la lujosa ciudad de solo famosos, no se le ha visto acompañado por nadie más que su esposa.

Revelación del biógrafo de la corona inglesa

Además, por estos días ha vuelto a resonar una confesión que quedó plasmada en un libro del escritor y periodista Tom Bower, biógrafo de la corona inglesa.

En este se establece que supuestamente una amiga muy cercana a la difunta reina Isabel II habría mencionado que el matrimonio de Harry y Meghan terminaría en lágrimas, antes de que se casaran en Londres en 2018.

Se trata de Lady Susan Hussey, de 83 años, Baronesa de Hussey y dama de honor de la reina Isabel II hasta 2022, quien supuestamente le habría dicho a la reina en vida que la pareja no funcionaría junta, por lo que terminaría en tristeza para todos.

«Mientras discutía la posibilidad de que Meghan pudiera vincularse con el Teatro Nacional después de la boda, Hussey se tomó inesperadamente en serio el futuro de la pareja. ‘Todo terminará en lágrimas’, supuestamente advirtió ella. ‘Recuerda lo que te digo'», escribió Tom Bower en su libro.

Por ahora, Harry continuará su actual vida en Estados Unidos con Markel, y sus hijos Archie, de 3 años, y Lilibet Diana, de 1.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.