El sector atunero ecuatoriano afirmó que el mercado mexicano no está entre sus objetivos por ahora. Además, que si llegara a estar excluido de un posible acuerdo comercial entre Ecuador y México, no se vería afectado. No obstante, el sector rechazó las afirmaciones del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. Con las que ha justificado la demora para llegar a un acuerdo bilateral con Ecuador.

El Mandatario afirmó que la mayor parte del atún de Ecuador se desarrolla en territorio peruano. También mencionó una queja de atuneros de su país. De que flotas ecuatorianas capturan ejemplares jóvenes de la especie, lo que impide que lleguen a la zona de pesca del Pacífico mexicano.

Pero los ecuatorianos aseguran que los atunes que pesca la flota nacional no provienen solo de aguas territoriales del Perú, puesto que tiene varias áreas autorizadas para la pesca de tres especies (barrilete, aleta amarilla y patudo), que son consideradas altamente migratorias.

Las cuatro zonas más importantes son: alrededor de la Reserva Marina de las Galápagos; al sur, dentro y fuera del mar territorial del Perú, entre los meses de noviembre y marzo, con licencia otorgada por el Gobierno de este país; la zona hacia el Pacífico central; y alrededor de la línea ecuatorial compartida frente a Ecuador y Colombia. Esto puede ser corroborado en los informes científicos públicos de la Comisión Inter-Americana del Atún Tropical (CIAT).

Respecto de que la flota ecuatoriana no deja pasar los atunes para que los aprovechen los barcos mexicanos, los locales dicen que esa afirmación no tiene respaldo de documento técnico alguno. Añaden que la pesca de especímenes juveniles de atún ocurre de forma incidental y en todas las flotas del Pacífico oriental.

“Pero lo más importante es que todos los elementos y datos de la pesquería son abordados en una evaluación realizada todos los años por el personal científico de la CIAT y, sobre esa base, se adoptan medidas de conservación. El resultado actual es que ninguna de las tres especies está sobreexplotada”, afirmó Guillermo Morán, director de Tuna Conservation Group Tunacons.

Roberto Aguirre, presidente del Directorio de la atunera Nirsa, señaló que México es un mercado con mucho potencial, aunque consume su propio atún y tienen precios competitivos, por ello no es una prioridad para Ecuador en este momento.

Lo que preocupa al sector atunero es que, a pesar de que no les afecte como gremio, Ecuador no debería aceptar un acuerdo en el que se excluyan sus principales productos exportables: camarón, banano y atún.

 

La panorámica

Las negociaciones para un tratado de libre comercio (TLC) entre ambos países están estancadas por más de cuatro meses. El camarón, el banano y el atún han retrasado los planes del gobierno de Guillermo Lasso para firmar un acuerdo este 2022 y, consecuentemente, su ingreso a la Alianza del Pacífico.

No hay fecha para que concluyan las conversaciones; 20 de las 22 mesas de negociación están ya cerradas o preacordadas. Para el analista Oswaldo Landázuri, el equipo negociador ecuatoriano se apresuró en cerrar las mesas que le interesaba incluir a México, como línea blanca, automotriz, cerámica, entre otros. Ecuador no asistiría a una reu­nión de la Alianza del Pacífico en noviembre de 2022.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.