Miles de mujeres marcharon el sábado en la capital ecuatoriana, Quito para demandar la protección del Gobierno ante la violencia de género y justicia por el feminicidio de la abogada María Belén Bernal.

Una multitud de ecuatorianos, en su mayoría mujeres, marcharon por la avenida Amazonas y otras importantes arterias de la ciudad para concentrarse finalmente frente a la Comandancia General de la Policía Nacional bajo el lema “Juntas, juntxs contra el Estado feminicida y transfeminicida”.

Con pancartas y voces de “A los feminicidas los cuida la Policía”, las manifestantes acusaron a ese organismo y a otros del Estado ecuatoriano de inoperancia y complicidad ante la falta de políticas públicas para frenar los crímenes contra las mujeres.

La desaparición de la abogada María Belén Bernal, de 34 años, cuyo cuerpo fue hallado en un cerro cercano a la academia policial, se convirtió en el detonante para la movilización de organizaciones sociales y pobladores.

El presunto asesino de Bernal es su esposo, el teniente Germán Cáceres, quien se encuentra prófugo de la justicia, y las autoridades han ofrecido una recompensa por su localización.

En lo que va de año, 206 mujeres han sufrido consecuencias similares en el país sudamericano, reza un informe de la Asociación Latinoamérica para el Desarrollo Alternativo (Aldea).

Agrega Aldea que desde la tipificación del feminicidio como delito en 2014, unas 1.247 mujeres han resultado víctimas mortales de la violencia patriarcal.

Según estadísticas oficiales, 65 de cada 100 mujeres entre 15 y 49 años de edad han experimentado alguna variante de violencia en Ecuador.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.