El nuevo sublinaje del coronavirus BQ.1.1, que causó un incremento de casos de covid-19 en Europa y Estados Unidos, fue detectada en Quito hace más de tres semanas.

El investigador y docente de la Universidad San Francisco de Quito, Paúl Cárdenas, señala que si bien se han registrado pocos casos de BQ.1.1, en las próximas semanas es posible que se vea el impacto en cuanto a los contagios, aunque no se espera un aumento significativo en las hospitalizaciones muertes por el virus.

Cárdenas menciona que en el país ya se registra un aumento de infecciones, pero aclara que la variante que predomina todavía es la BA.5. Además, están circulando con fuerza otros virus como el de la influenza y el sincitial.

El ministro de Salud, José Ruales, durante el lanzamiento de la campaña de vacunación masiva contra la influenza, el 13 de noviembre del 2022, recordó que normalmente los puntos máximos de contagios con el virus son en diciembre y febrero.

Sin embargo, señaló que el distanciamiento aislamiento en los últimos dos años por la pandemia evitó que haya una transmisión importante, pero ahora ya se está observando un aumento de casos de gripe estacional.

Por ello, las autoridades recalcan la importancia de que la población se coloque las vacunas tanto de la influenza, que puede generar complicaciones a nivel respiratorio y hasta la muerte, dijo Ruales, como las del covid-19.

 

Cárdenas también recuerda que la protección por las vacunas disminuye con el tiempo y la mayor parte de personas ya tiene más de seis meses desde que se colocó el biológico.

En ese sentido, el especialista señala que las dos dosis de refuerzo son importantes para fortalecer la respuesta inmune, especialmente en grupos vulnerables como adultos mayores o personas con inmunosupresión.

BQ.1.1 y evasión de las vacunas

PUBLICIDAD

El docente e investigador menciona que todavía se está investigando la capacidad de evasión de los anticuerpos frente al virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló en octubre pasado que “hasta el momento no hay evidencia epidemiológica de que los sublinajes BQ.1 y BQ.1.1 tengan un riesgo sustancialmente mayor en comparación con otros de Ómicron”, sin embargo, recomendó que se sigan monitoreando y estudiando esas variantes.

Según las estimaciones del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC), más del 50% de las infecciones por covid serán por BQ.1 y BQ.1.1 a principios o mediados de diciembre. A principios de 2023, podrían representar más del 80% de los casos.

La variante BQ.1.1 ya ha sido detectada en al menos cinco países de la Unión Europea. En octubre pasado el ECDC designó al sublinaje BQ.1 y BQ.1.1 como variantes de interés.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.