Una mujer africana de 23 años que trabajaba en Canadá murió ahogada mientras realizaba una transmisión en vivo por su página de Facebook. Esto sucedió en una piscina hotel en Chatsworth aunque su muerte es considerada sospechosa por las autoridades de Ontario.

Hellen Nyabuto había publicado un video en directo de cuando ella estaba en la piscina, según el diario Toronto Star, que vio las imágenes antes de que fueran retiradas por la red social.

En la grabación, Nyabuto sonríe a la cámara antes de darse un baño en la parte menos profunda. Alrededor de tres minutos después, la mujer pasó a la parte profunda de la piscina, según reseña la cadena Telemundo.

El video mostraba a Nyabuto luchando en el agua mientras pedía ayuda. A continuación, la grabación quedó en silencio. Las imágenes se detienen después de que los huéspedes del hotel llegan a la piscina y descubren a Nyabuto.

La Policía Provincial de Ontario, los bomberos de Chatsworth y los paramédicos llegaron al hotel poco antes de las 18:00 pero no lograron salvarla. La agencia señaló que tenía conocimiento del video en las redes sociales y que la muerte de Nyabuto sigue siendo objeto de investigación.

El padre de Wendy vio cómo su hija se ahogó en la piscina y no pudo hacer nada. El hombre declaró a CNN desde su casa en Kenya: “Vi el video. Lloré. Es terrible”. Ella se comunicó conmigo dos días antes de perder la vida. Sonaba muy bien y yo estaba muy contento. Me prometió un teléfono. No sentí nada anormal”, dijo.

“Ella me ayudaba económicamente a educar a sus hermanos, sobre todo en lo que respecta a las cuotas escolares y otros gastos. Ahora estoy atascado y vuelvo al punto de partida. Me pregunto cómo van a seguir estudiando sus hermanos pequeños”, dijo Kiyondi a CNN.

Lo único que quiere ahora es que el cuerpo de su hija regrese a Kenya.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.