Experto proyecta que quien gana $ 1.691 mensuales y con reforma tributaria pagó $ 25,93 en 2022 ahora tendría un impuesto de cero si aplica tope de la rebaja.

La nueva tabla para el pago del impuesto a la renta —cada año se ajusta por norma legal y de acuerdo a la inflación— implica que algunos contribuyentes pagarán menos. El Servicio de Rentas Internas (SRI) indicó que, al subir la base exenta, aumenta la base libre de impuestos. La fracción básica exenta pasa de $ 11.310 en el 2022 a $ 11.772 en el 2023.

El director del SRI, Francisco Briones, indicó que si el salario de un contribuyente es menor a $ 1.750 el impuesto a la renta por pagar es cero y no habrá descuento en el rol y “si es superior irá subiendo el impuesto conforme suba el ingreso”.

Hasta el 2021 estuvo vigente otro mecanismo: quienes ganaban $ 2.304 no debían pagar impuesto a la renta si aplicaban al máximo todas las deducciones que entonces regían para los gastos personales; si llegaban a $ 2.305 de sueldo mensual, se pagaba $ 0,21 por ese año. En el 2022, con ese mismo sueldo, con la aplicación de la nueva ley tributaria y aprovechando al máximo la rebaja de gastos personales —que reemplazaron a las deducciones—, ese trabajador pasó a pagar $ 929,02 de impuesto a la renta. Y en este 2023 pagaría $ 845,42. Así lo explica Pablo Guevara Rodríguez, socio de Andersen en Ecuador.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE