El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad en Ecuador (Snai) reportó un nuevo motín en la Penitenciaría del Litoral, ubicada en las afueras de la ciudad de Guayaquil y epicentro de una sonada crisis de inseguridad carcelaria que sacudió al país recientemente.

Según el informe inicial del Snai, un guía penitenciario fue atendido en una casa de salud y “se verificó que dos personas privadas de la libertad resultaron heridas”, todos en los brazos, mientras testigos cercanos a los hechos también escucharon disparos, explosiones y gritos hacia el interior del recinto.

Comandos de élite de la policía intentan retomar el control del centro tras confirmarse enfrentamientos entre residentes de diferentes bloques y por el momento han logrado liberar a unos quince guardias que permanecían retenidos.

También fueron evacuados los familiares que estaban de visita en la penitenciaría, en su mayoría mujeres.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, aclaró que el conflicto original fue entre reclusos de los pabellones tres y cuatro.

Por su parte, fuentes no confirmadas en el lugar especulan que el Cartel Nueva Generación de Jalisco es responsable de los disturbios, en rivalidad con otros grupos criminales.

Desde 2020 en Ecuador han muerto unos 400 reclusos por hechos de violencia, en pugnas de bandas rivales por la preponderancia y el control interno de las penitenciarías.

En septiembre de 2021, en el Litoral fueron asesinados 123 reclusos en situaciones similares, la mayor masacre presidiaria en la historia de la nación, y dos meses más tarde perecieron otros 65.

En la actualidad, la Penitenciaria del Litoral acoge a unas 6.800 reclusos en hacinamiento, dentro de un espacio destinado para albergar sólo a 5.246.

Los hechos ocurren en medio de un censo carcelario que desarrolla el Gobierno para revertir la situación imperante.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.